"Ayer compitió en la Flecha Brabanzona, ahora se prepara para La Vuelta y hoy ha corrido 16 km"

Cameron Wurf nos vuelve a demostrar que es una 'bestia' del entrenamiento y de la competición; lo ha comprobado en primera persona una leyenda del triatlón como Frederik Van Lierde, que le ha hecho de 'liebre'... pero desde la bici.

"Ayer compitió en la Flecha Brabanzona, ahora se prepara para La Vuelta y hoy ha corrido 16 km".
"Ayer compitió en la Flecha Brabanzona, ahora se prepara para La Vuelta y hoy ha corrido 16 km".

Cameron Wurf no deja de sorprendernos...

5º en el Campeonato del Mundo IRONMAN 2019, 're-debutó' en el ciclismo profesional con el equipo Ineos el pasado 2 de febrero en la Cadel Evans Great Ocean Road Race, en Australia. Completó 141 kilómetros de los 171 (con 1.230 metros de desnivel), en 3 horas y 40 minutos, a una velocidad media de 38,5 km/h. Pero la jornada no acabó ahí...

Ese mismo día, tras el abandono, realizaba un entrenamiento de carrera a pie de casi 30 kilómetros, a un ritmo medio de 4'07"/km. Concretamente, fueron 28,92 km en 1h58'57", según los datos que figuran en su cuenta de Strava. La denominación con la que calificó la actividad fue bastante gráfica: 'Castigo por el abandono' (Punishment for DNF).

Poco después, repitió la fórmula en Portugal, en la Vuelta al Algarve. Después de la última contrarreloj (20 kilómetros a una velocidad de 42,3 km/h, con una potencia media de 365 vatios), Wurf se calzó las zapatillas de correr para hacer un entreno en transición de 21 km a pie, que cubrió en 1h24', es decir, a un ritmo medio de 3'58"/km, también atendiendo a los datos que subió a Strava. 

Y esta semana, más de lo mismo: es lo que tiene ser ciclista y triatleta al mismo tiempo... El miércoles compitió con el INEOS en la 60ª edición de la Flecha Brabanzona. Acabó en el puesto 79º, a 7 minutos del ganador, Julian Alaphilippe. Wurf completó los 199 km a 41,3 km/h de velocidad media (313 vatios de promedio). Pero al día siguiente, aprovechando su estancia en Bélgica, el triatleta-ciclista australiano, de 37 años, no se dedicó a descansar precisamente...

Cameron Wurf quedó para entrenar con un 'amigo' muy especial y leyenda del triatlón que se ha retirado recientemente, Frederik Van Lierde. Fueron otros 22 km de carrera a pie en una hora y media, a 4:05/km de ritmo medio. De hecho, Van Lierde ejerció de liebre... pero en bici. 

"Ayer compitió en la Flecha Brabanzona; ahora se prepara para la Vuelta y hoy ha corrido 16 km. El año pasado fue quinto en Kona y tiene el récord del segmento de clcismo... Y yo disfrutando de mi jubilación en la bici", bromeaba Van Lierde en las redes sociales. 

"Es un honor correr con un 'súper-clase' del triatlón. Chapeau por tu increíble trayectoriad, Fred. Te echaré de menos en las competiciones... Al final fueron 22 km", contestaba Wurf, que, efectivamente, estará en la Vuelta a España que comienza el próximo 20 de octubre.

Para ello, el australiano también se está preparando a conciencia. Sólo hay que ver el entrenamiento que llevó a cabo en  Andorra hace un par de semanas. Rozó el 'Everesting' en una sola sesión: ¡¡7.480 m de desnivel en 237 km!! Fueron 10 horas y 30 minutos, a una velocidad media de 22,6 km/h y con un promedio de potencia de 254 vatios. El trazado incluyó muchos de los puertos emblemáticos de la zona y que se suben, por ejemplo, en La Purito. Wurf subió La Gallina, La Rabassa, La Comella, Ordino, Envalira o La Massana... En total, según figura en su cuenta de Strava, 7.480 metros de desnivel.

Los mejores vídeos