Cameron Wurf: "Literalmente me salía el lactato por los ojos... a bordo del tren del dolor"

El triatleta australiano relata en primera persona cómo fue la primera carrera en su regreso al ciclismo profesional.

Foto: Getty Images

Cameron Wurf: "Literalmente me salía el lactato por los ojos"
Cameron Wurf: "Literalmente me salía el lactato por los ojos"

Cameron Wurf ya ha 're-debutado' en el ciclismo profesional. Lo ha hizo el pasado domingo en la Cadel Evans Great Ocean Road Race, en Australia, tan sólo tres días después de que el INEOS confirmara su fichaje para este 2020.

"El Jefe de Operaciones del Equipo Ineos me llamó para preguntarme si estaría interesado en regresar al ciclismo profesional. No me llevó más de una fracción de segundo decir 'sí'.... Estaba terminando un bloque de entrenamiento de cinco semanas en Los Ángeles con Geraint Thomas y Ben Swift. Así que cogí un vuelo largo y directo a Melbourne. Tanto Geraint como Ben estaban un poco preocupados. Me hicieron saber que los picos de potencia que tienes en una carrera UCI WorldTour de un día no son replicables en el entrenamiento y requieren años de acondicionamiento para manejarlos. A pesar de llevar más de 5 años sin competir en el pelotón profesional, estaba seguro de que solo necesitaría apretar los dientes en esta primera carrera y lidiar con mucho más lactato, recordar a mi cuerpo lo que solía ser capaz de soportar semana tras semana", explica Wurf en la última entrada que ha publicado en su blog.

Así, a sus 36 años, el triatleta-ciclista australiano, ya con el maillot del INEOS, volvió a competir en una prueba UCI WorldTour, sobre un recorrido de 171 kilómetros. Completó 141 (con 1.230 metros de desnivel), en 3 horas y 40 minutos, a una velocidad media de 38,5 km/h y con una potencia (promedio estimado) de 367 vatios. En los primeros compases de la carrera le tocó trabajar duro al frente del grupo.

"Nuestro jefe de filas, Luke Rowe, nos dijo que tirásemos fuerte para aprovechar el viento lateral. Era hora de causar un poco de caos. Enseguida supe que estábamos haciendo daño... ¡Personalmente estaba completamente eufórico después del primer tirón que hice! Había pasado tanto tiempo desde que había corrido a este nivel que olvidé por completo lo rápido que estos tipos pueden andar cuando aprietan el acelerador. ¡Las actualizaciones del tiempo que íbamos metiendo al segundo grupo ayudaron a enmascarar el lactato que me salía por los ojos! Fue emocionante no solo volver a competir, sino estar al frente de la carrera. Cuando nos cogieron por detrás y hubo una pequeña pausa, todos mis compañeros de equipo vinieron y me dieron una gran palmada en la espalda. ¡No me había perdido un solo relevo, aunque literalmente me salía el lactato por los ojos!", relata 'Cam'.

![Cameron Wurf: "Literalmente me salía el lactato por los ojos"](/uploads/static/triatlon/upload/images/gallery/5e3d3c490ee694e6448d5273/5e3d493f0ee69471228b49ed-cameron-wurf-literalmente-me-salia-el-lactato-por-los-ojos.jpg "Cameron Wurf: "Literalmente me salía el lactato por los ojos"")

Cameron Wurf: "Literalmente me salía el lactato por los ojos"

Pocos kilómetros después, cuando apareció de nuevo el viento lateral, tuvo que 'volver al tajo'. "Rápidamente nos pusimos al frente. Una vez más, me puse a tirar el primero del grupo, con los otros 6 tipos alineados detrás de mí. El equipo de Caleb Ewan [Lotto Soudal] estaba controlando el ritmo en el lado derecho de la carretera, por lo que nos posicionamos en el extremo izquierdo, en línea con ellos. En la televisión, cuando todo el grupo avanza de esa manera, crees que no deben andar tan duro, ¡Eso me parecía sentado en el sofá en los últimos 5 años! Resulta que estaba realmente equivocado. Una vez más estaba apretando los dientes a bordo del tren del dolor", narra.

![Cameron Wurf: "Literalmente me salía el lactato por los ojos"](/uploads/static/triatlon/upload/images/gallery/5e3d3c490ee694e6448d5273/5e3d493f0de694fe298b498e-cameron-wurf-literalmente-me-salia-el-lactato-por-los-ojos.jpg "Cameron Wurf: "Literalmente me salía el lactato por los ojos"")

Cameron Wurf: "Literalmente me salía el lactato por los ojos"

Wurf también tuvo que ayudar a su compañero Pavel Sivakov a volver al pelotón tras sufrir un pinchazo. "No había nada más que pudiera hacer. Sólo asegurarme de que los muchachos tuvieran todo lo que necesitaban para beber, comer y sobrevivir. Cuando llegamos a la primera subida, mi cabeza quería que empujara hacia adelante, pero mis piernas me enviaban hacia atrás, simplemente no me quedaba más que dar, estaba absolutamente reventado", afirma Wurf, que a falta de 30 kilómetros para el final se retiró.

"El hotel estaba a solo 22 km de distancia, así que todos los muchachos se fueron en bici. Pero yo tenía una forma diferente de transporte. Sí, mi entrenador Tim Kerrison y, básicamente, el consenso de todo el grupo fue que, como yo era el triatleta, debería volver corriendo al hotel. ¿Por qué no? ¿Cuándo podrás hacer una transición después de una carrera del WorldTour? ¡Pensé que era una gran oportunidad para correr con las piernas realmente muy cansadas! Me tomé una Coca-Cola y un Powerade y me fui. Me llevó unos minutos soltar las piernas, pero enseguida estaba corriendo a mi ritmo habitual de carrera larga de 4 minutos por km. Me detuve en una gasolinera después de 11 km y me tomé un Ice Break Coffee, ¡son los mejores cafés helados del planeta! El café definitivamente me dio una nueva vida y comencé a sumergirme en los 3'50"/km. Sin embargo, casi lloré cuando vi que me quedaban 15 km hasta el hotel ¡Sí, he cogido la dirección equivocada y he añadido 8 km a mi carrera! Ya en el hotel, los chicos se reían cuando les conté lo que me había pasado, aunque me esperaban con una cerveza fría", bromea Wurf, que terminó corriendo 28,92 km en 1h58'57", a 4'07"/km de media, según los datos que figuran en la actividad de su cuenta de Strava, que ha calificado de manera bastante gráfica: 'Castigo por el abandono' (Punishment for DNF).

Cameron Wurf compitió en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004 en Remo, con 20 años. Luego, en 2007, se hizo ciclista profesional. Su último equipo fue el Cannondale, en las campañas 2013 y 2014. A continuación, en 2016, se pasó al triatlón de larga distancia. En 2018 se puso en la línea de salida de hasta ocho IRONMAN. Y en el pasado Mundial de Kona acabó 5º. Antes de concluir la temporada 2019, en noviembre, hizo la Copa del Mundo ITU de Santo Domingo, porque, según confesó, se había llegado a plantear la posibilidad de luchar por la clasificación olímpica. En Santo Domingo terminó penúltimo...