[VÍDEO] "Es bueno que te den estas bofetadas en la cara dos meses antes del Mundial IRONMAN"

Kristian Blummenfelt nos muestra y relata en primera persona cómo fue el antes, el durante y el después de su primera competición del año, el IRONMAN 70.3 de Dubai, donde tuvo un "día horrible de principio a fin".

Foto: Instagram Kristian Blummenfelt

Es bueno que te den estas bofetadas en la cara dos meses antes del Mundial IRONMAN
Es bueno que te den estas bofetadas en la cara dos meses antes del Mundial IRONMAN

Kristian Blummenfelt, vigente campeón del mundo ITU y oro olímpico, además de 'recordman' IRONMAN (7h21 en el IRONMAN de Cozumel de 2021), se presentaba en el IRONMAN 70.3 de Dubai como indiscutible favorito a la victoria. "Está más fuerte que antes de los Juegos Olímpicos", reconocía pocos días antes de la prueba Olav Aleksander Bu, entrenador del 'toro noruego', que llegaba a Dubai después de llevar a cabo su concentración más larga en Sierra Nevada: un mes y medio entrenando en altura.

Sin embargo, la carrera no salió como esperaba Blummenfelt. "Un día horrible de principio a fin", confesaba después de la prueba el noruego, de 28 años, que ha publicado en su canal de Youtube un vídeo donde muestra y relata en primera persona cómo fue el antes, el durante y el después de su primera competición de la temporada.

"No obtuve los resultados que esperaba. Tropecé en la salida de natación. No estaba en forma para nadar para alcanzar a los cinco primeros en el agua. Traté de sobreponerme en la bicicleta, pero estaba fuera del ritmo que necesitaba. Luego, un pinchazo después de 60 km. 10º en la general", resume Blummenfelt para introducir el vídeo, donde podemos ver el mencionado tropiezo o cómo arregló el pinchazo. También nos muestra cómo pasó las horas previas a la carrera, nos enseña el material que usó, incluida la bici (con su particular 'pararrayos'), y nos deja, una vez termina la prueba, sus reflexiones sobre todo lo que ocurrió en la misma.

"Obviamente, un poco decepcionado por cómo acabó, pero supongo que es bueno tener este tipo de bofetada en la cara
dos meses antes del Mundial IRONMAN de St. George y que sirva como 'gasolina'
 para el entrenamiento de las próximas ocho semanas. En los últimos dos días he estado tranquilo, evaluando todo lo que pasó en carrera y tengo que corregir algunos errores. Por ejemplo, cambiar un poco la configuración de la bici. Mis cuádriceps terminan todavía un poco destrozados después de la bici. Supongo que tendré que poner el sillín más atrás para activar los isquio.

Pasaré mis últimas horas en Dubai haciendo turismo, antes de viajar a Eindhoven, al túnel de viento (donde ya estuvo a principios de año), y luego, de vuelta a Europa para hacer algunas cosas interesantes.... Duele perder así. Es terrible después de la carrera, pero será combustible para las próximos semanas de entrenamiento", confiesa Blummenfelt.

 

Nuestros destacados