David McNamee hace y reparte mascarillas... mientras 'se mete' 20 horas semanales de rodillo

Así está viviendo el confinamiento por el coronavirus el triatleta británico David McNamee, 3º en Kona en 2017 y 2018.

David McNamee hace y reparte mascarillas... mientras 'se mete' 20 horas semanales de rodillo.
David McNamee hace y reparte mascarillas... mientras 'se mete' 20 horas semanales de rodillo.

Jan Frodeno no es el único PRO que vive en Girona desde hace tiempo. Son muchos los ciclistas y triatletas de élite que se han decantado por este privilegidado lugar para fijar su residencia. Entre ellos, David McNamee, que también sabe lo que es pisar el podio del Mundial IRONMAN de Hawaii: fue 3º tanto en 2017 como en 2018.

McNamee, que acaba de cumplir 32 años, está pasando el confinamiento por la pandemia del Covid-19 en Girona, junto a su novia. "En general, diría que he manejado bien la situación. Ha habido algunos momentos bajos. Cuando el motor de la cinta de correr se rompió, hubo muchas palabrotas. Al comienzo del encierro, intenté mantener mi entrenamiento habitual con algunas adaptaciones, lo que me provocó cierta frustración. Pero, a medida que fui aceptando las cosas y relajándome, comencé a sentirme mejor", explica en una entrevista en slowtwitch.com el triatleta británico, que, junto a su pareja, también ha ayudado de manera ejemplar en la batalla contra el coronavirus.

"Mi novia confecciona vestidos de boda. Y ahora se ha puesto a hacer mascarillas. Poder ayudarla me ha dado la motivación que me faltaba. Comenzó haciendo máscarillas para el hospital, pero una vez que se cubrió ese déficit, las está haciendo para todo aquel que las necesite. No sé coser, pero sé cómo cortar tela y ya me he aprendido los costes de envío a todas las regiones de España. Además, esta semana he podido repartirlas, depositándolas en los buzones, ya que las restricciones se han levantado un poco", comenta.

En lo que a su preparación se refiere, sin competiciones en el horizonte, se ha marcado pequeños retos personales. "Terminé fijándome algunos objetivos de ciclismo, ya que eso era lo único que podía hacer correctamente. Una nueva potencia máxima de 8 segundos y una potencia máxima de 20 minutos. Fallé en los 8 segundos, pero hice una nueva mejor marca personal de 20 minutos: 390 vatios. He estado haciendo 17-20 horas a la semana de rodillo. Mi rendimiento sobre la bici ha aumentado. Con suerte, al retomar la carrera a pie, podré mantener esta condición en el segmento de ciclismo", afirma McNamee, que pudo correr hasta que falló su cinta de correr. También ha hecho mucho skipping en el balcón y no ha dejado de realizar trabajo de fuerza y sus rutinas de entrenamiento en seco de natación con gomas.

Al igual que Frodeno, Javier Gómez Noya e Iván Raña, McNamee piensa que el Mundial de Kona 2020 no podrá disputarse el próximo mes de octubre. "Tristemente, lo dudo. Ni siquiera puedo llegar a Francia en este momento y está a solo 50 km. Así que la idea de llegar a Hawaii desde aquí en octubre me parece poco probable", asegura el británico, bronce tanto en 2017 como en 2018 (en 2019 se retiró después de estar enfermo durante la semana previa a la competición) y que, por el momento, puede aguantar la difícil situación económica que se avecina.

"Doy gracias por haber ahorrado dinero cuando pude. Sin embargo, por supuesto, es difícil. Algunos patrocinadores aún puedan pagarme y se lo agradezco. Con otros, tenemos pagos congelados, algo que entiendo perfectamente. Nuestro deporte está en un momento muy difícil y tenemos que trabajar juntos y adaptarnos para encontrar el mejor camino. Soy dueño de una cafetería aquí en Girona. Desafortunadamente, con la crisis actual, está cerrada, pero esperamos poder volver a abrir pronto. Creo que esto me ha ayudado a comprender la situación a la que se enfrentan actualmente las marcas deportivas", concluye.