[VÍDEO] El nuevo entrenamiento de Frodeno: subir un puerto... sin bici

Así se 'machaca' el vigente campeón del mundo IRONMAN en la subida a Vallter 2000.

El nuevo entrenamiento de Frodeno: correr por una carretera de montaña.
El nuevo entrenamiento de Frodeno: correr por una carretera de montaña.

Fue el gran ausente de la "carrera del año", el Campeonato de la PTO (Organización de Triatletas Profesionales) de Daytona (Florida, EE.UU.) del pasado 6 de diciembre. Por tanto, nos quedamos con las ganas de ver en acción y con dorsal a Jan Frodeno en 2020, más allá del IRONMAN indoor que llevó a cabo en su domicilio de Girona durante el confinamiento por la pandemia COVID-19.

"La temporada termina antes incluso de empezar", explicaba el tricampeón del mundo IRONMAN (2015, 2016 Y 2019) en los primeros días del mes de septiembre, justo después de sufrir una caída durante un entrenamiento de bici que le dejó "fractura de alguna costilla, músculos y tendones". "Si te vas a lesionar, 2020 probablemente sea el año para hacerlo. Es hora de descansar, recuperarse y luego volver… al entrenamiento. Feliz Año Nuevo a todos", bromeaba 'Frodo'. 

Sin embargo, tras el preceptivo tiempo de convalecencia, el triatleta alemán, de 39 años, ha ido volviendo poco a poco a la actividad, pensando ya en la campaña 2021. Sin prisa pero sin pausa, ha vuelto a nadar, a montar en bici y a correr. Pero también, atendiendo a su filosofía de experimentar cosas nuevas, sobre todo a estas alturas del año, le hemos visto esquiar, hacer trail, nadar en aguas abiertas o adentrarse en la naturaleza con la bici de gravel para completar una tirada de hasta 200 kilómetros.

Ahora, a esta lista de actividades alternativas hay que sumar la carrera a pie en una carretera de montaña. Concretamente, Jan Frodeno ha realizado su exigente sesión en la carretera de la estación de esquí de Vallter 2000, en el Pirineo gerundense.

En el vídeo que ha publicado en las redes sociales, vemos a 'Frodo' sufrir y disfrutar a partes iguales en un entorno idílico, pero esta vez no lo hace sobre la bici, como es habitual, sino a pie. "Correr aquí es nuevo para mí. Pero nada mejor que mantener fresco el entrenamiento. Literal, metafórica y líricamente", bromeaba el tricampeón del mundo IRONMAN (2015, 2016 y 2019).

La subida a Vallter 2000 tiene algo más de 12 km, una pendiente media del 7,2% y se corona a 2.144 metros. Lo dicho, aquí tienes a 'Frodo' entrenando muy duro y pasando mucho frío... pero también 'pasándoselo pipa'...

Los mejores vídeos