[VÍDEO] "Estoy contento con mis 300 vatios en IRONMAN pero me gustaría llegar a 320"

En su último vídeo de Youtube, Lionel Sanders hace balance de una temporada que da por finalizada y ya piensa en lo que hará en 2022.

Foto: @talbotcox

 "Estoy contento con mis 300 vatios en IRONMAN pero me gustaría llegar a 320".
"Estoy contento con mis 300 vatios en IRONMAN pero me gustaría llegar a 320".

El equipo de TRIATLÓN sigue trabajando con gran esfuerzo e ilusión para manteneros informados. Si quieres apoyar nuestro periodismo y disfrutar de las ventajas de hacerte prémium, suscríbete a nuestra web aquí (el primer mes es gratuito*).

Lionel Sanders cerró la campaña 2021 el pasado fin de semana en el IRONMAN de Chattanooga (EE.UU.), donde acabó 2º y se llevó, por tanto, un slot para competir en el Mundial de Kona en octubre de 2022.

Ha sido una temporada larga para el triatleta canadiense, con luces y sombras: ganó el Campeonato Norteamericano IRONMAN 70.3 en St. George (EE.UU.) en un épico duelo con Sam Long; tuvo que caminar hasta la línea de meta para poder completar el IRONMAN Coeur d'Alene; se midió a Jan Frodeno en el cara a cara del Tri Battle Royale; acabó segundo, superado por Cameron Wurf, en el IRONMAN de Copenhague, donde se clasificó para el Mundial IRONMAN de St. George de mayo de 2022; una semana después compitió en la Collins Cup... 

Después de este maratón de pruebas, Sanders, de 33 años, asegura, en el último vídeo que ha publicado en su canal de Youtube, que no competirá en el IRONMAN de California como tenía previsto. Allí le esperaban el propio Frodeno o Gustav Iden.

"No soy competitivo en este momento", afirma, rotundo, Sanders, que prefiere tomarse un pequeño descanso para luego concentrarse en el Campeonato del Mundo IRONMAN de St. George del próximo mes de mayo. "Me encanta ese recorrido, me encanta ese lugar, corro bien allí, así que simplemente quiero trabajar mi posición aerodinámica para ser más eficiente con la potencia. También continuaré perfeccionando mi carrera y la natación".

"Creo que estoy en el punto (de potencia) de todos mis rivales, pero la velocidad no lo está. En cualquier caso, soy afortunado. Realmente sería una mierda si mi potencia no fuera de clase mundial, porque eso es un poco más difícil de mejorar. Por no decir que estoy contento con mis 300 vatios en IRONMAN pero me gustaría llegar a 320", añade el subcampeón del mundo IRONMAN de 2017, que cuenta con nuevo entrenador, tras prescindir de los servicios del técnico británico David Tillbury Davis hace unas semanas.

"Yo no escribo el entrenamiento. No estoy a cargo de la mayoría de las cosas. Solo soy un triatleta. Me ha llevado 10 años llegar a este punto en el que confío en que otras personas me ayuden, que aporten su experiencia. Yo sólo escucho. Está funcionando. Creo en el proceso. Es hora de emplear a personas que sean expertas en los diversos campos que me permitirán tener más tiempo y energía para ejecutar sus ideas. Y tengo la intención de llegar al Munidal de St. George competitivo para enfrentarme a los mejores del mundo", explica...

 

Los mejores vídeos