¿Qué le pasó a Lionel Sanders en el IRONMAN Coeur d’Alene?: "Estoy bien; sólo derrotado y frustrado"

'Día duro en la oficina' para el canadiense, 11º y derrotado en el duelo con Sam Long. Además, sin plaza para Kona... y a tres semanas de medirse a Jan Frodeno.

Sanders, fuera del top-10 en el IRONMAN Coeur d’Alene: "Estoy bien; sólo derrotado y frustrado.
Sanders, fuera del top-10 en el IRONMAN Coeur d’Alene: "Estoy bien; sólo derrotado y frustrado.

Transcurridas poco más de seis horas de carrera, el IRONMAN Couer d’Alene que se ha disputado este domingo en la ciudad de Idaho (EE.UU.) llegaba al clímax que todo el mundo esperaba. Los dos grandes favoritos, Lionel Sanders y Sam Long, corrían codo con codo, pasado el km 10 de la maratón, en otro duelo feroz como el que ya protagonizaron en el IRONMAN de St. George hace tan sólo unas semanas

Sin embargo, esta vez Sanders, ganador en St. George después de un cambio de ritmo en el último kilómetro, no pudo aguantar el ritmo de Long, que se cobró la revancha con creces. En meta le sacó ¡¡más de una hora!!

¿Pero qué le pasó al subcampeón del mundo IRONMAN de 2017... que tuvo que completar muchos tramos de la segunda parte del maratón caminando y cediendo puestos hasta acabar finalmente 11º? ¿Qué explicación hay para esta crisis en la carrera a pie... después de nadar mejor que nunca y de mostrar su habitual solidez en el segmento de ciclismo? Y ojo, porque el canadiense aún no tiene plaza para Kona... y está a tres semanas de medirse a Jan Frodeno en Alemania en el mano a mano del Zwift Tri Battle Royale

El propio Sanders ya ha respondido a estas cuestiones...

"Es cierto que lo de hoy ha sido muy frustrante", comenta Sanders en un vídeo que ha publicado en las redes sociales. 

Probablemente ha sido la mejor preparación de IRONMAN que he hecho, la más consistente. Sin sobreentrenamiento, solo de muy buena calidad, según mi saber y entender. El equipo estuvo de acuerdo. Incluso practiqué la nutrición, todo. Pero parece que estoy luchando con la cuarta disciplina en este momento, la nutrición, y no tengo respuestas, por la razón que sea", aclara.

"Me sentí muy débil a partir de las seis horas y media, y comencé a perder la función muscular. Comencé a tener calambres y, sinceramente, pasé las últimas cinco millas realmente preguntándome si iba a terminar porque tenía problemas para caminar y tenía problemas para sostener mi propio cuerpo", afirma.

"Ni siquiera puedo enfadarme conmigo mismo, porque hice un muy buen trabajo según mi manera de entender el triatlón... y fracasé. Mucha gente preguntaba si estaba bien, y estoy bien, solo un poco derrotado y frustrado".

Los mejores vídeos