[VÍDEO] "Antes, si no ganaba, era un viaje de mierda; ahora disfruto de este estilo de vida"

Las reflexiones de Sebastian Kienle sobre la "carrera del año": el Campeonato del Mundo de la PTO en Daytona del próximo domingo.

"Antes, si no ganaba, era un viaje de mierda; ahora disfruto de este estilo de vida".
"Antes, si no ganaba, era un viaje de mierda; ahora disfruto de este estilo de vida".

Además de atesorar un palmarés envidiable, incluido su triunfo en el Campeonato del Mundo IRONMAN DE 2014, es posible que Sebastian Kienle sea, junto a Jan Frodeno o Lionel Sanders, uno de los triatletas más carismáticos del planeta...

En las entrevistas que concede, deja grandes dosis de 'buen rollo' y también valoraciones de calado de las que los aficionados al triatlón pueden aprender mucho...

Es el caso de la última charla que ha mantenido el triatleta alemán con el mítico Bob Babbitt, ya en el Circuito de Velocidad de Daytona, escenario del Campeonato de la PTO (Organización de Triatletas Profesionales) del próximo domingo, la "carrera del año" según Javier Gómez Noya, con más de un millón de dólares en premios.

Para empezar, Kienle no apuesta por el propio Noya como principal candidato a la victoria en este estelar Challenge de Daytona, que constará de 2.000 metros de natacion, 80 km de bici y 18 de carrera a pie.

"Para mí, el principal favorito es Alistair Brownlee. Es el triatleta más completo. Tiene todo lo que necesitas. Tiene la experiencia y ha pasado suficiente tiempo sobre la bici de crono. Combina lo mejor de ambos mundos de la corta y la larga distancia. El está entre los mejores corredores de la ITU, como ha demostrado recientemente, y tiene la resistencia de los triatletas de larga. Será muy difícil de vencer. Pero si alguien puede hacerlo, ése es Vincent Luis", explica 'Sebi', que a sus 36 años está disfrutando del triatlón más que nunca.

"A lo largo de los años, he empezado realmente a disfrutar del nivel de libertad que te da el deporte. Puedes decidir casi todo por tu cuenta, con el apoyo de tu equipo. Antes, era todo ganar o ganar. Si no ganaba, no era un buen fin de semana. No disfrutaba de nada. Si no ganaba, era un viaje de mierda. Ahora, trato de empaparme de todo. No quiero decir que no quiera ganar. Pero aprecio que soy capaz de vivir de esto y disfruto este estilo de vida. Por ejemplo, puedes venir a un lugar como este y montar en tu bicicleta por donde los coches van a 320 km/h", aclara Kienle, que espera una competición igualada sobre la pista del Daytona International Speedway.

"Creo que va a ser una auténtica locura. Hace dos semanas, pensaba que esta carrera era un regalo al alcance de la mano de los triatletas ITU de corta distancia. Pero ahora, con la regla no-drafting de los 20 metros y habiendo probado ya la pista, pienso que va a ser muy interesante. Mucha gente piensa que es un segmento de ciclismo fácil. Pero un sector de bici como éste se hace muy duro. Porque nunca puedes parar de dar gas. No tienes ningún momento de respiro. No tienes giros, no tienes bajadas. No te puedes relajar. Tienes que mantener la posición aero todo el tiempo. Esto es muy muy duro", asegura el campeón del mundo IRONMAN de 2014 y 3º en Kona en 2019...

 

Los mejores vídeos