"El récord de la hora de Lionel ha sido el mejor complemento para preparar el Mundial de Daytona"

El entrenador de Lionel Sanders revela las claves del récord de la hora de Canadá que su pupilo estableció el pasado fin de semana.

"Lionel se conoce muy bien; casi diría que la potencia es un complemento a sus sensaciones".
"Lionel se conoce muy bien; casi diría que la potencia es un complemento a sus sensaciones".

El equipo de TRIATLÓN sigue trabajando con gran esfuerzo e ilusión para manteneros informados. Si quieres apoyar nuestro periodismo y disfrutar de las ventajas de hacerte prémium, suscríbete a nuestra web aquí (el primer mes es gratuito*).

El pasado viernes, pocos días después de rebajar su mejor marca en el 5.000 a pie para dejarla en 14:34, Lionel Sanders establecía un nuevo récord de la hora de su país. El subcampeón del mundo IRONMAN de 2017, de 32 años, completó 51,304 km, de modo que superó con creces el anterior registro canadiense (48,587 km) y se ha 'colado' en el 6º lugar del ranking mundial de esta prueba, adelantando a Jens Voigt (51,115 km).

El próximo desafío de Sanders será el Campeonato del Mundo de la PTO (Organización de Triatletas Profesionales) el próximo 6 de diciembre en el Challenge de Daytona, donde ya ganó en 2019, donde se medirá a los Noya, Kienle, Blummenfelt, Brownlee... en definitiva, a los mejores triatletas del mundo de la larga y la corta distancia. Además, la Federación de Ciclismo de Canadá le ha seleccionado para competir en el primer Campeonato del Mundo de Ciclismo Virtual de la UCI que se disputará los días 8 y 9 de diciembre. 

"Lionel empezó a discutir conmigo la posibilidad de atacar el récord de la hora a finales de junio y principios de julio de este año. Conociendo las distancias de Daytona, los ritmos de Lionel en la bici y en la carrera a pie y cómo será el desarrollo de la prueba, con tácticas arriesgadas como duelo con Pablo Dapena de la temporada pasada, teníamos una buena idea de sus requerimientos fisiológicos para prepararla. Para mí, el récord de la hora no le ha quitado valor a esas necesidades, incluso las ha complementado", explica el entrenador de Lionel Sanders, David Tilbury-Davis.

"Cuando Lionel probó algunas opciones de desarrollo y la posición legal de la UCI, midió las condiciones ambientales y debatimos la preferencia de cadencia, realmente me di cuenta de que llegar a los 51 km en el récord de la hora era factible. Por lo tanto, verle romper la distancia de Jens Voigt (51,15 km/h) e ir a 51,3 km/h fue una alegría increíble", aclara el técnico británico en una entrevista en tri247.com.

"Lionel conoce bien su cuerpo. Su 'reloj interno' está muy bien calibrado a partir del estilo de entrenamiento indoor que hace. Me atrevería a decir que, en los entrenamientos, la potencia sólo es un complemento de su propia percepción del esfuerzo, de sus sensaciones. Aunque a mucha gente le sorprenda, es el tipo de triatleta que, si le preguntas cómo ha ido su sesión en la piscina de 20 x 100 con 20 segundos de descanso, te dirá todos los tiempos exactos de memoria. Por eso, sabía que durante el asalto al récord sería igual de metódico. La bici no estaba preparada para monitorizar los datos de potencia, cadencia, etc. Lionel fue midiendo el esfuerzo sólo por pulso y sensaciones", asegura Tilbury-Davis, que ya piensa única y exclusivamente en el Mundial de Daytona.

"Creo que para que cualquier triatleta tenga éxito allí, necesitará una velocidad máxima increíblemente bien desarrollada en la bici, y un punto de suerte para saber controlar ese ritmo y que no se convierta en un obstáculo en el segmento de carrera a pie", concluye.

Los mejores vídeos