¿Por qué abandonaron más del 40% de las triatletas PRO en el Clash Miami?

Los triatletas PRO de la prueba masculina, que se disputó después, tomaron nota para evitar que les ocurriera lo mismo.

Por qué abandonaron hasta el 40% de las mujeres PRO en el Clash Miami
Por qué abandonaron hasta el 40% de las mujeres PRO en el Clash Miami

Además de la dura caída durante el segmento de ciclismo que obligó a Sara Pérez a retirarse, el Clash Miami se convirtió en un suplicio para muchas otras triatletas PRO que tomaron la salida en la prueba que se ha disputado este viernes en el espectacular circuito de velocidad Homestead-Miami Speedway (1,7 km de natación a 2 vueltas; 62,7 km de bici a 17 vueltas; y 16,9 km de carrera a pie a 7 vueltas).

Al final, el 44% de las participantes abandonaron. La causa: temperaturas cercanas a los 30 grados y una humedad del 70%. Condiciones muy exigentes, y más a estas alturas de temporada, en las que sí se desenvolvieron de maravilla tanto la australiana Ashleigh Gentle como el estadounidense Sam Long para llevarse sendos trinfos en las pruebas femenina y masculina.

Ya ocurrió algo parecido en el Challenge de Daytona de diciembre de 2020, donde much@s triatletas sufrieron estas inclemencias y no pudieron llegar a meta.

La veterana Dede Griesbauer, triatleta estadounidense con tres victorias IRONMAN en su palmarés, fue la primera en notar los efectos de estas duras concidiones. Tuvo que bajarse de la bici aquejada de un fuerte dolor de flato. 

Poco después, se producía la mencionada caía de Sara Pérez cuando lideraba la prueba. La triatleta española rodaba a alta velocidad, agarrada a los acoples de su bici de crono y con la cabeza agachada para optimizar su posición aerodinámica. Por unos momentos, se ha salido del trazado, sin percatarse de la presencia de unos conos que delimitaban esa zona concreta del circuito y que, irremediablemente, se ha llevado por delante para terminar en el suelo, con un fuerte impacto. 

El alemán Andreas Dreitz también se topaba con el infortunio nada más arrancar el segmento de ciclismo. En la misma T1, se percataba de que tenía una rueda pinchada. Después de arreglarlo, pudo continuar en carrera y remontó hast la 12ª posición en meta.

La británica Emma Pallant-Browne, otra de las favoritas, llegaba a la segunda transición con sus opciones de luchar por el podio intactas. Sin embargo, en cuanto empezó a correr, le sobrevino la crisis y terminó tirada en el asfalto, víctima, en principio, de una deshidratación severa.

Por qué abandonaron hasta el 40% de las mujeres PRO en el Clash Miami
Por qué abandonaron hasta el 40% de las mujeres PRO en el Clash Miami

A la estadounidense Chelsea Sodaro le pasó algo parecido. También a Danielle Treise, Lenny Ramsay, Minori Minagawa y Brittany Higgins. En total, como decíamos, hasta el 44 % de las triatletas de la prueba PRO femenina fueron DNF.

Los hombres, que compitieron después, tomaron nota y las consiguientes precauciones, cuidando más la hidratación. “Nos quedamos impresionados”, explicaba el estadounidense Jason West, 2º clasificado en meta de la prueba PRO de hombres. 

Aun así, el también estadounidense Andrew Starykowicz tuvo problemas similares y no pudo rendir a su nivel habitual en bici. Y en la carrera a pie, el danés Magnus Ditlev, que marchaba en puestos de podio, terminó abandonando.

Los mejores vídeos