Otro 'gallo' que podría caerse del Mundial de St. George... por Covid

"Siendo sincero, probablemente haya una probabilidad del 50% de poder estar en St. George".

Otro 'gallo' que podría caerse del Mundial de St. George por Covid
Otro 'gallo' que podría caerse del Mundial de St. George por Covid

Hace unos días, Joe Skipper se dermarcaba con unas declaraciones que provocaron una reacción en cadena. El triatleta británico no se muerde la lengua al hablar de sus posibilidades en el Mundial IRONMAN de St. George del próximo 7 de mayo ante los temidos Kristian Blummenfelt y Gustav Iden, a los que él, tirando de datos, no tenía ningún miedo. 

"No os creáis el bombo mediático de los noruegos. Si van a 250 vatios en bici en St. George, estarán tan atrás ​​en el inicio de la carrera a pie que ni siquiera tendré que preocuparme por ellos”, decía el triatleta británico, que obtuvo respuesta de los aludidos en un rifirrafe más ficticio que real al que se sumó Alistair Brownlee y que claramente pretendía elevar la expectación creada en torno al inminente Campeonato del Mundo.

En definitiva, puro "bombo mediático"... que diría el propio Skipper, cuya participación en St. George no está nada clara. Así lo ha reconocido el propio triatleta en su podcast 'Triathlon Mockery' poco después de regresar contagiado de Covid del IRONMAN de Sudáfrica, donde sólo pudo ser 4º.

“Me pregunto si contraje el virus antes de la carrera. Había estado entrenando muy bien, especialmente la carrera a pie. Y en Sudáfrica no tuve buenas sensaciones. No tenía ritmo. Solo quería caminar. Nunca antes me había sentido así en una prueba. Siendo sincero, probablemente haya una probabilidad del 50% de poder estar en St. George", explica Skipper, ganador el año pasado de los IRONMAN de Reino Unido y Chattanooga y que era uno de los favoritos para este primer Mundial de 2022.

“He oído que algunos deportistas regresaron demasiado rápido después de pasar el Covid y que luego tuvieron que luchar con los efectos persistentes de la enfermedad. Pasan entre cinco y seis meses hasta que se sienten bien. Y hay muchas carreras importantes este año. Si noto que puedo entrenar bien y hacer un par de buenas sesiones, entonces competiré en St. George. Pero si veo que no puedo obtener un buen resultado, entonces buscaré un plan B", confirma el británico, de 34 años, 7º del ranking de la PTO (Organización de Triatletas Profesionales) y 6º en 2019 en el Mundial IRONMAN de Kona.

Los mejores vídeos