"El otro día corrí casi una hora a ritmo de 3:00/km"

No te pierdas la charla entre el mítico Mark Allen y Gustav Iden, que sigue trabajando muy duro en Sierra Nevada para llegar al Mundial de St. George listo para ganar. Y ojo: ahora no descarta competir también en Kona en octubre.

El otro día corrí casi una hora a ritmo de 3 min por km
El otro día corrí casi una hora a ritmo de 3 min por km

Su primer gran objetivo de la temporada se acerca: el Campeonato del Mundo IRONMAN de St. George (Utah, EE.UU.) del próximo 7 de mayo. Y Gustav Iden está trabajando a destajo para confirmar en competición que es uno de los grandes favoritos para conquistar este primer gran título de 2022.

El bicampeón del mundo IRONMAN 70.3 (Niza 2019 y St. George 2021) sigue concentrado en Sierra Nevada. Desde allí ha charlado con Mark Allen, seis veces campéon en Kona (puedes ver el vídeo más abajo). 

Para empezar, han repasado la exhibición de Iden en St. George la temporada pasada en el Mundial 70.3. “Fue un gran día. Todo el mundo esperaba que me llevara la victoria en la carrera a pie, pero quería mostrarles algo diferente, convertirla en una bicicleta dura, atacar allí y aguantar la victoria hasta el final. Estoy contento con mi rendimiento, pero creo que todavía tengo mucho margen de mejora en los próximos años para hacerme aún más imbatible”, confiesa el triatleta noruego, de 26 años, que ya conoce, pues, el recorrido que le espera en poco más de un mes, esta vez sobre distancia IRONMAN.

“Es muy fácil quemarse demasiado en las subidas de la bici sin pensar en la carrera. Crees que tal vez puedas recuperarte en el descenso, pero lo que aprendí de la carrera de St. George el año pasado, tal vez no debería decirlo... Si no pones tanta potencia extra al bajar, en realidad puedes ganar mucho tiempo porque la mayoría de la gente piensa que el descenso va cuesta abajo, pero como ciclista sé cuánto puedes ganar con un buen descenso y puedes recuperarte bastante. Bueno, si lo haces bien", explica Gustav Iden, que debutó en IRONMAN en Florida el pasado mes de noviembre con una gran marca de 7h42.

“Creo que para mí la mayor diferencia es que tengo una experiencia muy limitada en la larga distancia. Realmente no puedo hablar mucho del recorrido porque solo he hecho uno y fue súper plano. Ahora sé realmente cómo funciona mi cuerpo y cuánto apretar exactamente sin morir antes de la línea de meta. Así que ahora estoy un poco más preocupado de que un recorrido complicado haga que sea aún más difícil para mí hacer una carrera en la que pueda cruzar la línea de meta sin explotar", matiza Iden, que visualiza así la competición del próximo 7 de mayo.

"La natación será una carnicería: todos estarán allí. Supongo que el comienzo de la bicicleta será en grupo y hacia el final de la bicicleta tal vez se fragmentará. Pero creo que hacia el final de la carrera sólo quedarán unos pocos triatletas y creo que muy separados en el tiempo”.

Seguramente, uno de esos "pocos triatletas" será el alemán Jan Frodeno, vigente campeón y todavía favorito, a sus 40 años. "Es emocionante. Es como una de las últimas oportunidades que puedo tener para competir realmente contra él, creo que ambos sabemos que si gana allí, se reafirmará como el maestro del triatlón. Es lo que todos pensamos: es el rival a batir. Si gano allí, la gente tendrá muchos más años para vencerme. Pero para Jan es la última oportunidad y creo que eso lo hace aún más emocionante”, asegura Gustav Iden, que ahora no descarta estar también en la línea de salida del segundo Campeonato del Mundo IRONMAN de esta campaña que se disputará de nuevo en Kona en octubre.

"Dije que no porque el Mundial 70.3 (28 y 29 de octubre) me queda bastante cerca de Hawaii. Y tengo poca experiencia en lo que es la recuperación de una prueba de larga distancia. Pero en mayo, tras el primer Mundial IRONMAN, podré comprobar cómo me recupero. Y si veo que me siento en forma y listo una semana después, todavía tengo la esperanza de competir en Kona. Pero no me hago ilusiones demasiado pronto porque sé lo difícil que es recuperarse por completo”, concreta Iden, que sigue entrenando sin descanso en su particular 'paraíso' para estos menesteres:

“Ahora mismo estoy en Sierra Nevada, con muchos ciclistas, nadadores y corredores, por lo que es un lugar realmente único para entrenar. Está a 2.300 metros sobre el nivel del mar, ¡así que definitivamente sientes que se te va la respiración! Tuve una buena preparación para el IRONMAN Florida, pero muchas cosas no salieron según lo planeado. Estuve enfermo un par de veces en Sierra Nevada y también estuve enfermo al bajar.

Si hago una preparación normal, sin contratiempos, todo debería salir mucho mejor. Ahora estoy en muy buena forma, mi forma de correr es... algunas sesiones han sido increíbles. Aquí, el otro día hice casi una hora a 20 km/h, a ritmo de 3:00/km, básicamente sin descansos, y el lactato era muy bajo... Obviamente eso está muy por encima de mi capacidad en una carrera, pero para una sesión de entrenamiento estuvo bien”.

Puedes ver toda la entrevista en el siguiente video:

 

Los mejores vídeos