Otra lección de Jan Frodeno: dona 50.000 euros para alimentar a 181 niños de Girona

“Es un proyecto hecho con el corazón. Lo mejor de todo es ver los ojos felices de niños y padres”.

Otra lección de Jan Frodeno: dona 50.000 euros para alimentar a 181 niños de Girona.
Otra lección de Jan Frodeno: dona 50.000 euros para alimentar a 181 niños de Girona.

El pasado 11 de abril, en pleno confinamiento en España, Jan Frodeno llevó a cabo en su domicilio de Girona un IRONMAN indoor para recaudar fondos que ayuden en la lucha contra la pandemia del Covid-19. Su "fuente de inspiración" fue Ane, la canguro de sus hijos y su particular heroína "sin capa". Ane decidió retomar su profesión de enfermera cuando el mundo la necesitaba más que nunca. Lo hizo sin mascarilla, porque en ese momento no había disponibles. "Esto se llama llevar una navaja a un tiroteo y, sin embargo, sé que saldrá con una sonrisa", decía Frodeno entonces.

Con el ejemplo de Ane, el tricampeón del mundo IRONMAN (2015, 2016 y 2019) se puso manos a la obra haciendo lo que mejor sabe... Gracias a su IRONMAN en casa, reunió para su fundación 250.000 euros, con las donaciones que se podían seguir haciendo hasta esta semana a través de la web VIPrize.

Ahora, parte de esa cantidad, en concreto 50.000 euros, han sido destinados para alimentar de manera saludable a 181 niños en situación de vulnerabilidad de cinco escuelas de Salt (Girona), que viven en familias cuyos miembros están en paro, que subsisten a base de la economía sumergida o que han perdido el trabajo por la crisis del coronavirus.

“Es un proyecto hecho con el corazón. Lo mejor de todo es ver los ojos felices de niños y padres”, explicaba Frodeno este viernes tras participar directamente en la entrega de los menús. La idea es alargar la ayuda a estos niños hasta finales de agosto. Y el campeón olímpico de 2008 tiene en mente un proyecto que vincule educación y deporte dirigido a más niños de Girona en riesgo de exclusión.

El dinero recaudado en el IRONMAN indoor también se usó en la compra de dos respiradores para el Hospital Josep Trueta; además, 10.000 euros fueron para el Centre d’Acollida La Sopa de Girona, que asiste a personas sin hogar; y otros 10.000 euros para las Hermanitas de los Pobres... En definitiva, otra lección de Jan Frodeno.

Los mejores vídeos