Noya regresa este sábado a la competición... para estrenar la tecnología anti-drafting definitiva

Será dentro de pocas horas en el Half Tauranga, en Nueva Zelanda, donde 'el Capitán' tendrá la oportunidad de probar por primera vez el sistema anti-drafting RaceRanger.

Noya estrena este sábado la tecnología definitiva anti drafting en su regreso a la competición
Noya estrena este sábado la tecnología definitiva anti drafting en su regreso a la competición

Hace un año, Javier Gómez Noya arrancó el 2022 con una victoria en el IRONMAN 70.3 de Pucón. Sin embargo, no ha sido la mejor temporada del 'Capitán' en el plano estrictamente deportivo.

Poco después de este esperanzador triunfo en Chile, fue el Covid el que le "dio fuerte”, con fatiga, dolor muscular y hasta una pequeña complicación a nivel cardíaco. Un primer contratiempo que le impidió estar en el Mundial IRONMAN de St. George de mayo. 

Además, en el último tramo de la campaña, cuando volvía a estar cerca de su mejor nivel, el triatleta gallego, de 39 años, sufrió sendos problemas físicos que le han privado de poder competir: primero, una rotura en el bíceps femoral; y poco después, una reacción por estrés en el fémur.

"Debo decir que me alegro de dejar el 2022 atrás", comentaba Javi en una de sus últimas publicaciones en las redes sociales, donde daba a conocer la mejor noticia para comenzar el 2023. "Mi mayor logro hasta la fecha: el nacimiento de nuestra pequeña Olivia", añadía, orgulloso, el nuevo papá desde Nueva Zelanda.

Y allí, en Nueva Zelanda, el 'Capitán' regresa a la competición este sábado... un año después. Será en el Half Tauranga, un media distancia con una lista de salida no exenta de buenos rivales.

Además, la prueba tiene un aliciente más, pues en ella se utilizará por primera vez el RaceRanger, una nueva tecnología anti-drafting específica para triatlón que, según sus creadores, inaugura una nueva era en el desarrollo y avance de nuestro deporte.

El proyecto empezó a cobrar forma en noviembre de 2021, con la alianza de World Triathlon (Federación Internacional de Triatlón) y la compañía neozelandesa del mismo nombre, RaceRanger, cuyos fundadores, James Elvery y Dylan McNeice, triatletas profesionales que han competido al más alto nivel, llevan cinco años desarrollando la nueva herramienta.

RaceRanger es un sistema de sensores electrónicos diseñado para mejorar la equidad en torno al problema del drafting en el segmento de ciclismo de los triatlones en los que no está permitido ir a rueda, que representan aproximadamente el 85% de las competiciones a nivel mundial.

Hasta ahora, la determinación de la distancia de separación reglamentaria de los triatletas en el sector de bici se realizaba con juicios subjetivos a simple vista por parte de los oficiales, jueces y técnicos que supervisaban las pruebas desde las motos.

Desarrollado por dos triatletas de Nueva Zelanda, en colaboración con el equipo correspondiente de World Triathlon, RaceRanger consta de dos unidades electrónicas que los triatletas en competiciones sin drafting instalan en sus bicicletas, una en la parte delantera y otra en la parte trasera. Todos los triatletas tendrán los dispositivos instalados antes del evento.

El sistema realiza mediciones muy precisas de la distancia entre los triatletas mientras pedalean. La unidad trasera cuenta con una luz que dirige otra señal de luz hacia atrás, hacia el triatleta siguiente, proporcionando información sobre su distancia de seguimiento. El sistema detecta cuándo se están produciendo infracciones y envía estos datos, a través de la aplicación, a una tablet que llevan los oficiales y jueces. Éstos evalúa la situación en tiempo real y pueden tomar una decisión sobre si es necesario aplicar una sanción a través del sistema. Así, RaceRanger eliminará gran parte de la subjetividad en torno a la normativa anti-drafting y reducirá significativamente el eterno quebradero de cabeza de los triatletas que hacen carreras sin drafting en todo el mundo.

RaceRanger - Explainer Video from RaceRanger on Vimeo.