Mario Mola: "Me estrellé con el Triatlón de Zarautz y su dureza"

La sinceridad de 'Súper Mario', que no llegó a terminar la carrera por "subestimar" el segmento de ciclismo.

Foto: Instagram Mario Mola

Me estrellé con el Triatlón de Zarautz y su dureza.
Me estrellé con el Triatlón de Zarautz y su dureza.

Mario Mola se está tomando esta temporada 2022 de una manera más relajada. Lo necesitaba después de afrontar un ciclo olímpico especialmente estresante debido a la pandemia de Covid-19.

Para empezar, el triatleta balear y su pareja Carol Routier han sido padres. De modo que Mario, como es normal, prefiere pasar más tiempo en casa con su hijo Hugo. 

Esta campaña le habíamos visto con dorsal en dos ocasiones: en el 10K de Laredo (bajó de los 29 minutos) y en el Triatlón de Portocolom (se llevó la victoria en la distancia 55.5 sin drafting).

Este sábado, 'Súper Mario' se estrenaba por segunda vez en la media distancia en el Triatlón de Zarautz (2.900 m de natación, 80 km de ciclismo y 21 de carrera a pie). Decimos esto porque hay que recordar que el tricampeón del mundo ITU, de 32 años, ya tomó la salida en 2015 en el Challenge Peguera-Mallorca, pero no pudo terminar la prueba tras sufrir un pinchazo en la parte final del segmento de ciclismo.

Suerte parecida corrió el balear en esta trigésimo cuarta edición del ‘Zarauzko Triatloia’, que muchos consideran ya una de las mejores de su dilatada historia por contar con la lista de salida PRO más rutilante de los últimos años.

Una de estas estrellas, por supuesto, era Mario, que nadó en el grupo perseguidor, saliendo del agua en el puesto 7º, con un parcial de 36:45, a poco más de 2 minutos de Francesc Godoy, el mejor en la natación. 

En la bici, sin embargo, Mola desapareció de las primeras posiciones, cayendo hasta casi la 20ª plaza. Su tiempo sobre la 'cabra' (2h16) se quedaba muy lejos del mejor registro en este sector a cargo del francés Leon Chevalier, que acabaría tercero (2h03).

Así lo ha explicado el propio Mario en las redes sociales:

"Una vez más, subestimé la importancia de una buena adaptación a la bicicleta de contrarreloj y me estrellé con el Triatlón de Zarautz y su dureza. Me llevo, eso sí, el calor y cariño de su gente, que hace de esta carrera una experiencia inolvidable", explicaba el triatleta balear, que dio por finalizada su participación en la segunda transición de la prueba, que se apuntó Antonio Benito, seguido del británico David McNamee.

Nuestros destacados