"Luz verde" para el Challenge de Roth 2021: la mítica prueba se disputará el 5 de septiembre

Vuelve oficialmente el mítico Challenge de Roth en 2021 con un riguroso protocolo de prevención y seguridad.

Luz verde para el Challenge de Roth 2021.
Luz verde para el Challenge de Roth 2021.

Iba a ser lo que Jan Frodeno había denominado "un Hawaii en Alemania". En la línea de salida del Challenge de Roth 2020 habrían estado los vigentes campeones del mundo IRONAMN, el propio Frodeno y su compatriota Anne Haug, y el resto de integrantes del podio, maculino y femenino, del último Mundial IRONMAN de Kona de 2019: Timothy O'Donnell, Sebastian Kienle, Lucy Charles-Barclay y Sarah Crowley. Sin embargo, la organización tuvo que suspender la edición de 2020 por la pandemia del coronavirus

En este 2021 se había programado para el 4 de julio. Sin embargo, según anunciaba la organización el pasasdo mes de febrero, la carrera, que también acogerá el Campeonato de Europa de Triatlón de Larga Distancia, se aplazaba al 5 de septiembre.

"Hemos decidido trasladar la carrera al 5 de septiembre de 2021. Así, aumentamos significativamente las posibilidades de que este año tus sueños se hagan realidad a pesar de todas las incertidumbres, porque ya sabes: Dreams cannot be canceled. Todos los atletas inscrtos tienen tres opciones. Podéis inscribiros gratuitamente para el 5 de septiembre de 2021 o, alternativamente, para la competición del próximo año que tendrá lugar el 3 de julio de 2022. La tercera opción es que te devolvamos el dinero. Por favor, aguantad y creed con nosotros en nuestros sueños. Sabemos que este aplazamiento no le viene bien a nadie pero estamos tomando las mejores decisiones posibles", explicaban entonces los gestores del Challenge de Roth.

Finalmente, el Challenge Roth 2021, previsto para el 5 de septiembre, tiene "luz verde" en función del estado actual de la pandemia Covid-19. El protocolo de prevención y seguridad establecido por la organización –se reduce la lista de salida un 50% y se cambia el recorrido ciclista, entre otras medidas– ha convencido al departamento de salud.

"La oficina del distrito responsable nos ha dado luz verde para los preparativos adicionales para la carrera, por lo que estamos infinitamente agradecidos. Después de la cancelación de la carrera de 2020, los sueños de muchos atletas pueden hacerse realidad", ha comentado el director de carrera Felix Walchshöfer este miércoles.

Debido a las restricciones provocadas por la pandemia y ante la situación incierta de septiembre, la prueba será diferente a la de años anteriores. "Pero al menos igual de cálida y posiblemente incluso más emotiva después de tanto tiempo con mucho sacrificio por tu parte, sin triatlón, sin Roth", añade Walchshöfer.

"Estamos convencidos de que podemos garantizar un evento con la máxima seguridad. Si este no fuera el caso, habríamos cancelado la carrera hace semanas. Pero también está claro que, si en septiembre se produce un aumento inesperado y dramático de las incidencias o un brote masivo de otras variantes del virus, cancelaremos el evento, aunque tengamos que actuar a última hora", aclara Walchshöfer en un comunicado.

Las medidas de prevención incluyen, entre otras cosas, una lista de salida reducida en un 50 por ciento, aunque la normativa vigente permitiría llevarla a cabo al 100 por 100 de su capacidad. Sin embargo, los organizadores no quisieron correr riesgos y ampliaron las exigencias en este punto. Además, todos los participantes tendrán que cumplir la que han denominado "regla de las tres G" (vacunados, testados, recuperados). Y el uso de la máscara FFP2 / KN95 y la distancia mínima serán normas de obligado cumplimiento durante todo el evento. De hecho, el organizador pide a los espectadores este año que no se reúnan en la pista donde se instala la zona de llegada.

El trazado del segmento de ciclismo también se ha adaptado debido a las obras que se están haciendo en algunas partes del recorrido tradicional pero también para evitar aglomeraciones de aficionados. Este año, pues, el circuito no pasa por Kränzleinsberg y Solarer Berg. Serán dos vueltas, con cerca de 1.200 metros de desnivel, desde Eysölden a través de Mindorf y Jahrsdorf. 

El maratón permanece sin cambios. Los triatletas serán recibidos en el estadio, que tiene asientos y controles de admisión para los espectadores, también con la “regla de las tres G”. La Oficina del Distrito de Roth determinará el número exacto de asistentes.

En la edición de esta campaña se prescinde de la carrera Bambini, la carrera nocturna, así como la fiesta de la pasta. La exposición será en un entorno más pequeño y los asistentes deberán cumplir la mencionada "regla de las tres G".

Los mejores vídeos