"El carrerón de Sanders es jodidamente increíble después de hacer un IRONMAN la semana pasada"

Sebastian Kienle pone en valor la 'gesta' de su eterno rival, Lionel Sanders, quien se apuntó su particular batalla de la Collins Cup... ¡tan sólo 6 días después de hacer 2º en el IRONMAN de Copenhague!

"El carrerón de Sanders es jodidamente increíble después de hacer un IRONMAN la semana pasada".
"El carrerón de Sanders es jodidamente increíble después de hacer un IRONMAN la semana pasada".

El equipo de TRIATLÓN sigue trabajando con gran esfuerzo e ilusión para manteneros informados. Si quieres apoyar nuestro periodismo y disfrutar de las ventajas de hacerte prémium, suscríbete a nuestra web aquí (el primer mes es gratuito*).

Solo seis días después de acabar 2º en el IRONMAN de Copenhague y lograr, así, su ansiado slot para el Mundial de Kona que se disputará en febrero de 2022, Lionel Sanders se puso el pasado sábado en la línea de salida de la Collins Cup para medirse, como representante del equipo Internacional, a Sebastian Kienle –equipo de Europa– y a Andrew Starykowicz –equipo de Estados Unidos–.

El triatleta canadiense, de 33 años, nadó como nunca para salir del agua a pocos segundos de Starykowicz, con Kienle perdiendo más de un minuto. En la bici, Sanders y 'Stary' demostraron que son dos de los mejores ciclistas del circuito IRONMAN, protagonizando un bonito cara a cara, caída incluida de Sanders... 

Sin embargo, el subcampeón del mundo IRONMAN de 2017 doblegó al estadounidense en la carrera a pie para hacerse con la victoria. Kienle, por su parte, pudo remontar hasta la 2ª posición.

1. Lionel Sanders (Internacional) 3:19:17
2. Sebastian Kienle (Europa) 3:20:23
3. Andrew Starykowicz (EE.UU.) 3:21:09

Precisamente Kienle ha puesto en valor la victoria de su eterno rival. “Lionel completó un IRONMAN la semana pasada. Por tanto, es jodidamente increíble lo que ha hecho. En este deporte, sabiendo cómo te sientes una semana después de una carrera de larga distancia, ésta es probablemente una de las mejores actuaciones que he visto en estas dos pruebas consecutivas... Joder, Lionel parece estar entrando en calor. Espero que ésta no sea una nueva tendencia", explicaba después del Mundial Challenge de Samorin el triatleta alemán, que también hacía balance de su propio rendimiento.

Me engañaron un poco con la natación de 'Stary'. Sé que es bueno haciendo esto: ganar la prueba nadando 2.500 metros en lugar de 2.000... con la esperanza de que le podamos seguir. Yo sabía de antemano todos sus trucos y pensé: 'Voy a nadar en la trayectoria directa'. Pensé que era inteligente y, en realidad, fue bastante estúpido. Como dije antes de la carrera, quien lograra nadar con 'Stary' ganaría la carrera. Esperaba ser yo, pero no lo fui", explica el campeón del mundo IRONMAN de 2014, que también respondió al padre del triatleta británico George Goodwin, quien se había quejado por la inclusión de Kienle en la selección de Europa en detrimento de su hijo.

"Por supuesto que estoy decepcionado con el segundo puesto, pero al menos Europa ganó, ese es el objetivo mínimo. Y sé que el papá de George Goodwin está en casa pensando: 'Sí, te lo dije'. Pero, ¿sabes qué?, debería estar aquí y comprobar que hoy hubiera sido muy difícil vencer a Lionel, incluso si algunos piensan que es un pato cojo una semana después de hacer un IRONMAN", concluye Kienle.

Los mejores vídeos