Alistair Brownlee está de vuelta: regresa a la competición en menos de un mes

El doble campeón olímpico estará en la línea de salida del IRONMAN 70.3. de Oceanside.

Foto: Instagram Alistair Brownlee / @koruptvision

Alistair Brownlee regresa a la competición en menos de un mes
Alistair Brownlee regresa a la competición en menos de un mes

Es uno de los regresos más esperados. Y ya tiene fecha. El próximo 2 de abril, Alistair Brownlee volverá a ponerse un dorsal para competir en triatlón. Será en el IRONMAN 70.3 de Oceanside (California, EE.UU.).

El pasasdo mes de septiembre ya pudimos verle en acción sobre la bici de gravel. En primer lugar, completó la Badlands, la prueba bikepacking 85% off-road de referencia del Europa, con una ruta de 746 km y 15.000 m de desnivel y que atraviesa algunos de los lugares más remotos, diversos y exigentes de la zona sur de España: Desierto de Gorafe, Desierto de Tabernas, Cabo de Gata o el Paso del Veleta a 3.212 m. Y poco después, Alistair ganó el Campeonato Británico de esta modalidad.

Ahora, retoma lo suyo, el triatlón, después de superar la lesión en el tobillo que le impidió estar en los Juegos de Tokio y que le hizo pasar "tres meses de infierno" antes de la prueba de las Series Mundiales de Leeds. 

“Mi gente me decía que no debía competir, pero yo pensaba: Estamos en Leeds, es tu última oportunidad, date la oportunidad, podrías tener mucha suerte y podría funcionar. Sabía que correr rápido y entrenar para triatlón de corta distancia suponía un alto riesgo de lesión. Sabía que, al tener más años, era un poco más lento y me resultaba más difícil hacer ese trabajo rápido. Sabía que estaba en mi contra. Sabía que, incluso si llegaba a la línea de salida en Tokio en la mejor forma posible, no habría estado al nivel de Río o Londres. Y luego, obviamente, me lesioné", decía entonces el doble campeón olímpico, ya recuperado, tras pasar por el quirófano, y plenamente concentrado en la larga distancia.

El IRONMAN 70.3 de Oceanside supone, pues, su primera toma de contacto con la competición en triatlón después de muchos meses. Además, será una una buena prueba para calibrar su nivel a un mes del primer gran objetivo de la temporada: el Campeonato Mundial IRONMAN de St. George (Utah, EE.UU.) del 7 de mayo.

A principios de junio, Alistair se enfrentará a Kristian Blummenfelt, vigente campeón olímpico y recordman IRONMAN, para intentar romper la barrera de las 7 horas en distancia IRONMAN en el Desafío Sub-7.

La hoja de ruta de este 2022 del triatleta británico terminaría en el Mundial IRONMAN de Kona en octubre.

Pero, para empezar, su primera batalla en Oceanside no será nada fácil. Allí le esperan Lionel Sanders, Sam Long, David McNamee, Rudy Von Berg o Ben Kanute, entre otros.

Los mejores vídeos