Alistair Brownlee dice adiós a Kona y a la temporada: “El annus horribilis continúa"

Si hace unos días era Gómez Noya quien se despedía de este 2022, ahora es Alistair quien hace lo propio por una fractura por estrés en el fémur.

Alistair Brownlee dice adiós a Kona y a la temporada.
Alistair Brownlee dice adiós a Kona y a la temporada.

Partía como uno de los favoritos en el Open de Dallas de la PTO (Organización de Triatletas Profesionales) que se disputa este fin de semana. Sin embargo, Alistair Brownlee se pierde este prueba, el Mundial IRONMAN del próximo 8 de octubre y también lo que restaría de temporada.

Malas noticias, pues, para el triatleta británico, de 34 años, justo cuando parecía que estaba recuperando su mejor nivel, como demostró con sendas victorias en el IRONMAN 70.3 de Swamsea y en el IRONMAN de Kalmar.

El annus horribilis continúa. Lamentablemente, tengo una fractura por estrés en el fémur y no competiré en lo que queda de año. Los últimos meses han sido más que una pequeña prueba. Pero haré todo lo que pueda para resolver cuál es el problema y volveré a entrenar pronto”, ha explicado en las redes sociales el doble campeón olímpico (2012 y 2016), que ya se perdió el Mundial IRONMAN de St. George de mayo por un inoportuno resfriado. 

El mayor de los Brownlee tampoco pudo estar en junio en el Desafío Sub-7 por una reacción por estrés en la cadera. Y unos problemas estomacales le relegaron al puesto 24º en el Open de Canadá de finales de julio.

Alistair de despide del 2022 en similares circunstancias a las de su histórico rival Javier Gómez Noya, quien el pasado fin de semana también comunicaba que da por finalizada la campaña por "una reacción por estrés en el fémur". 

"Desde luego que no está siendo un año fácil", decía 'el Capitán'. Alistair lo ha denominado "annus horribilis".

Nuestros destacados