"Si intentásemos cambiar la técnica de carrera de Lionel, sería el primer paso hacia una lesión"

¿Cómo está trabajando Lionel Sanders para derrotar a Jan Frodeno en el Mundial IRONMAN de Hawaii... y en el histórico cara a cara del próximo 18 de julio? Responde quien está guiando sus pasos: su entrenador David Tilbury-Davis.

Redacción Triatlón / Foto: @talbotcox

"Si intentásemos cambiar la técnica de carrera de Lionel, sería el primer paso hacia una lesión".
"Si intentásemos cambiar la técnica de carrera de Lionel, sería el primer paso hacia una lesión".

En octubre de 2017, Lionel Sanders acarició la victoria en el Campeonato del Mundo IRONMAN de Hawaii. Sin embargo, a falta de tan sólo 5 km para el final del maratón, se vio superado por Patrick Lange, que fue quien finalmente conquistó la edición de aquel año. 

A pesar de tener que conformarse con la plata, Sanders cuajó aquella temporada su mejor actuación en Kona. Y lo hizo de la mano del técnico británico David Tilbury-Davis. No fue suficiente. El triatleta canadiense decidió prescindir de los servicios de Tilbury-Davis y auto-entrenarse. En noviembre de 2019, después de dos estrepitosos fracasos en Hawaii, Sanders volvió a llamar a su ex-entrenador. Sabia decisión...

En 2020, aunque no hubo competiciones por la pandemia Covid-19, quedaron patentes los progresos de Sanders –ya bajo la dirección, de nuevo, del preparador británico– en sus marcas a pie, por ejemplo en el 5.000 (14:34), y en el récord de la hora de ciclismo de Canadá (51,304 km). Y en lo que llevamos de 2021 ha ganado el IRONMAN 70.3 de Texas y el de St. George y fue 2º, sólo superado por Jan Frodeno, en el Challenge de Miami. Precisamente 'Frodo' le espera el 18 de julio en el histórico cara a cara entre ambos que se ha anunciado en las últimas horas. Antes, el 27 de junio, Sanders competirá en el IRONMAN Coeur D’Alene (Idaho, EE.UU.).

"Después de Hawaii 2017, había algunos 'tornillos' muy simples que quería ajustar para que Lionel fuera una versión aún mejor de sí mismo un año después. El mayor peligro que vi en ese momento fue intentar reinventar completamente la 'rueda'. Y al final, eso es exactamente lo que sucedió. La búsqueda de la última optimización conlleva a menudo el riesgo de descuidar o influir negativamente en los principios básicos más importantes. Es una línea muy fina. Era mi trabajo en 2017, y lo es ahora, vigilar el panorama general y evitar que Lionel cometa esos errores. En lugar de esperar inmediatamente seguir una tendencia o receta para el éxito de otros, Lionel ahora tiene la confianza para permitirme examinar y decidir si vale la pena probar cosas diferentes con él o no", explica en una entrevista en tri-mag.de David Tilbury-Davis, que lleva la preparación de 15 triatletas y que ha trabajado, por ejemplo, con Cody Beals o Matt Hanson.

"Lionel nunca saldrá del agua con el primer grupo en Hawaii, y fijar este objetivo sería el primer paso hacia el fracaso. Pero todavía veo cierto potencial en el agua, que podemos desarrollar con el tiempo a través de varios métodos de entrenamiento y posibilidades técnicas. Sin embargo, la clave no está ahí. Ocurre algo parecido con la técnica de carrera. Le digo a Lionel: No haremos todo lo posible para cambiar tu técnica de carrera. Lionel nunca correrá como Patrick Lange o Craig Alexander, pero siempre lo hará como Lionel. Eso también tiene que ver con las aptitudes físicas. Ha estado corriendo rápido con esta técnica desde que era adolescente. Todavía estamos tratando de averiguar qué parte del movimiento se debe a su anatomía y qué patrones se pueden cambiar de forma natural y biomecánica de manera significativa. Simplemente cambiar algo de acuerdo con un modelo diferente sería el primer paso seguro hacia una lesión. Pero, para mí, otros aspectos son aún más importantes, porque la velocidad y los requisitos básicos no lo limitan: como el cambio en la economía de carrera y en el gesto cuando estás cansado y bajo estrés previo, así como la dieta de competición, que a menudo le ha limitado en distancias largas. En febrero de 2020 fuimos a Hawaii para medir la tasa de flujo de sudor, las pérdidas de minerales y la capacidad de absorción de carbohidratos en condiciones de competición. Gracias a la gran cantidad de datos, pudimos obtener información importante sobre el entrenamiento, el ritmo y la nutrición", aclara Tilbury-Davis, que quiere llevar a Sanders a las cotas más altas en este 2021: conquistar el Mundial IRONMAN de Kona... y derrotar a Jan Frodeno en el duelo cara a cara del próximo 18 de julio.

Los mejores vídeos