La posición de Sanders en el agua progresa adecuadamente

Los esfuerzos del triatleta canadiense por mejorar su técnica de nado empiezan a darle resultado.

Entre las muchas cualidades que tiene Lionel Sanders se puede subrayar una: su constante capacidad de superación. En seis años, tal y como relata el documental Chasing The Lion, ha pasado de abusar de las drogas y el alcohol a convertirse en subcampeón del mundo Ironman y campeón del mundo ITU de Larga Distancia, entre otras cosas...

El objetivo de Sanders es ganar en Kona. Para cumplirlo, lleva tiempo empeñado en superar su punto débil: la natación. Y lo está consiguiendo a fuerza de trabajo. En los últimos meses su mejoría en el primer segmento es evidente... en Hawaii, por ejemplo. En 2016 lo completó en 56 minutos y 41 segundos; este año ha hecho 3 minutos menos.

Pero quiere y espera salir más delante todavía en 2018. Su evolución salta a la vista, en este caso, en lo que respecta a su posición en el agua. Así lo refleja la imagen y el propio entusiamo de Sanders en su última publicación en la redes sociales: "Nada tan satisfactorio como el progreso... La foto de arriba corresponde a mi posición el 14 de septiembre; y la foto inferior es de hoy. En palabras de Gerry Rodrigues –el entrenador de natación de Sanders–, mi 'alineación' ha mejorado significativamente"...

 

Una publicación compartida de Lionel Sanders (@lsanderstri) el 14 de Dic de 2017 a la(s) 10:43 PST