Las Predator de Zoggs, a examen: diseño de larga duración para el máximo rendimiento

Prácticamente no las sentirás en la cara.

Las Predator de Zoggs, a examen: diseño de larga duración para el máximo rendimiento.
Las Predator de Zoggs, a examen: diseño de larga duración para el máximo rendimiento.

Para los amantes del mundo acuático, está siendo una temporada difícil, ya que muchas piscinas siguen cerradas. Pero no por eso vamos a dejar de hacer lo que más nos gusta: nadar y disfrutar del agua. Así, muchos swimmers han trasladado sus actividades a un espacio mucho más grande y abierto, como el mar. Aun habiendo encontrado una perfecta alternativa, al ser un entorno menos predecible, debemos ir cuidadosamente equipados para poder disfrutar de nuestras sesiones de nado con total seguridad.

Empezamos con uno de los elementos imprescindibles en la natación: las gafas. Estas deben ajustarse perfectamente a tu cara y darte un adecuado campo de visión.

Zoggs nos presenta las Predator. Unas gafas que proporcionan una excelente durabilidad, gracias a su tecnología de montura única Bio-TechTM, un diseño de larga duración para el máximo rendimiento.

Además de tener Ultra Fit, una nueva tecnología patentada, que nos proporciona una menor presión alrededor de la cuenca del ojo, consiguiendo así una sensación de “ajuste invisible”. Esto es debido a que las juntas son un 15% más
ligeras.

Otra característica a destacar son sus lentes, que cuentan con CLTTM, Tecnología de Lentes curvados para una visión periférica de 180 grados, y con FogbusterTM antivaho y máxima protección UV para una fantástica claridad y visión. Además, está disponible en dos tamaños para adaptarse a las diferentes formas del rostro y las preferencias de ajuste.

También cuenta con la denominada tecnología HCB (Honeycomb), una estructura de refuerzo hexagonal que ofrece rigidez en el faldón, especialmente contra la presión ejercida en la parte delantera de las gafas durante la natación, al tiempo que mantiene la elasticidad y suavidad en la parte en contacto con la cara. Todo esto se logra al reducir la cantidad de material necesario, ofreciendo así más comodidad y estabilidad.

Sin olvidar la AIR Technology, localizada en las juntas de la gafa. Lo que hace es repartir la presión por toda la gafa, por lo tanto, tendrás la sensación de no llevarlas. Y si eres de los que practican largas sesiones de nado, no te tendrás que preocupar por las clásicas marcas de alrededor de los ojos que dejan después de un extendido chapuzón, prácticamente no las sentirás en la cara.

 

Los mejores vídeos