Kristian Blummenfelt: 'la amenaza del VIKINGO'

El noruego se ha convertido en el triatleta revelación de 2017, bronce en las Series Mundiales ITU y ganador del Ironman 70.3 de Bahrain
Javier Bañón Izu / foto apertura: Delly Carr-ITU / fotos: Nigel Roddis / Getty Images for IRONMAN -
Kristian Blummenfelt: 'la amenaza del VIKINGO'
El triatleta noruego, en una prueba de las WTS.

Kristian Blummenfelt es un tipo duro, de esos que sobreviven a innumerables entrenamientos bajo la nieve, el frío y los largos inviernos. Su mirada directa y gesto duro contrasta con el calor y cariño con el que nos atiende a la videoconferencia desde su hogar en Noruega.

Tiene potencial y juventud para labrarse una carrera de leyenda y sólo falta esperar su confirmación en 2018. Durante la pasada temporada estuvo rozando constantemente la victoria en Series Mundiales y todo hace pensar que esta campaña le veamos cruzar alguna carrera del circuito ITU con las manos en alto. Ya ha ganado Copas del Mundo y muy cerca estuvo de ganar la Gran Final de Rotterdam, donde la mejor versión de un triatleta superclase, Vincent Luis, se interpuso en su victoria. Con sus ganas de triunfo y capacidad de sufrimiento estamos convencidos de que Kristian tiene reservado un hueco importante en el inminente olimpo del triatlón. Os dejamos con un triatleta que viene del hielo para calentar un próximo Mundial que anticipamos será muy competido.

Cuéntanos cómo fueron tus inicios en el mundo del deporte. ¿Practicaste algún otro además del triatlón?

Cuando era más joven empecé practicando natación y también fútbol. Como nadador era bueno pero no tanto como corredor, donde sí lograba mejorar y estar a un buen nivel. Así que mi entrenador de natación me recomendó que probara con algo diferente y nuevo como el triatlón puesto que nunca llegaría a un nivel de selección nacional. Así que aposté por ello puesto que corría bien y tenía margen de mejora. Hice mi primera carrera en 2008. Y meses después, desde el equipo nacional noruego que estaban buscando gente joven para formar una selección de triatletas, me recluyeron con un grupo de chicos de mi misma edad para ir evolucionando la selección nacional. Poco a poco vamos saliendo buenos triatletas noruegos.

Eres noruego, un país hasta la fecha con poca tradición de triatlón pero con grandes deportistas especialmente en deportes de nieve como esquí de fondo y alpino. ¿Es difícil abrirse paso en el triatlón en un país como Noruega?

En términos de rendimiento los deportes de resistencia tienen muchas similitudes, es la misma filosofía de entrenamiento pero obviamente cada una con sus particularidades técnicas así como entrenamientos concretos. Y en términos de deportes de resistencia en Noruega sí que hay una larga tradición, sobre todo en deportes de nieve, pero también está cambiando. Mucha de la experiencia de deportes indoor de resistencia como la natación o de nieve como el esquí o la marcha nórdica ofrece transferencias al entrenamiento del triatlón. Y es algo que se está llevando a cabo actualmente en el triatlón noruego. Es verdad que es complicado entrenar, especialmente en los meses de invierno pero para eso está el entrenamiento en gimnasio y, en el caso de los profesionales, lugares como España donde entrenar en invierno gracias a vuestro buen tiempo e instalaciones.

Publicidad

¿Quiénes consideras que serán tus mayores rivales en las carreras ITU de 2018?

Bueno, depende de lo que hagan sobre todo Alistair Brownlee y Javier Gómez Noya. Si ambos se centran en larga distancia, pues Mario Mola o Jonny Brownlee serán algunos de los triatletas a los que tendré que vigilar de cerca, así como otros triatletas… Seguro que Richard Murray intenta mejorar de cara a 2018 y también veo muy fuertes al grupo de triatletas franceses… Aunque todo depende también de cómo nos traten a todos las lesiones, pues hacen cambiar mucho los escenarios y principales rivales en cada carrera.

En las carreras siempre te vemos con un gesto agónico, de sufrimiento… ¿Te gusta no disimular el dolor o simplemente no puedes ocultarlo?

Jajajaja, lo cierto es que no puedo ocultar la cara de sufrimiento. Las carreras de triatlón en distancia olímpica se hacen a un ritmo muy exigente como bien sabes… No son precisamente una carrera de amigos. Bueno, igual en mi caso también ayuda que tengo una cara de formas duras y eso exagera mi gesto. Pero realmente cuando salgo a competir lo dejo todo y eso se ve en mi cara. No lo puedo ocultar. También hay un juego mental al respecto. Imagina que llevas a un tipo con un gesto de sufrimiento pero de pronto hace un cambio de ritmo… Te deja fuera de tus casillas. Bueno, también hay triatletas que ocultan mejor el sufrimiento lo cual añade también cierto estrés. Al final la cara es reflejo del alma, aunque también es verdad que hay deportistas que aguantan mejor el dolor y sufrimiento cuando compiten. Desde fuera igual parece que me gusta ir a tope, aunque prefiero tenerlo todo controlado aunque me gusta ir tan fuerte como puedo dentro de las circunstancias de carrera.

Tienes sólo 23 años pero una fuerte personalidad en carrera. ¿A qué triatleta te gustaría parecerte?

Cuando era más joven y comencé a ver el triatlón como espectador y futuro triatleta me fijaba mucho en Alistair Brownlee. Era y es el capo de las carreras pues las dirige desde dentro muy bien cuando hay necesidad de cortar el grupo en la T1 o en la bici mantener tensión en la carrera. Así que Alistair fue, en cierto sentido, parte de la inspiración que me hizo crecer como triatleta en los primeros años. Me gusta competir duro sin esconder nada, sin dejarme un gramo de fuerza. En mi caso me gusta que las carreras sean duras, cuanto más mejor pues es para lo que suelo entrenarme. Para que las carreras sean duras y queden para el final menos rivales.

Nunca has ganado una Serie Mundial ITU a pesar de haberlo tenido muy cerca en 2017. ¿Dónde te gustaría ganar por primera vez y por qué?

Sí, aún no he ganado una Serie Mundial pero tampoco quiero estar pensando en ello en cada carrera. Creo que cuando llegue será porque es el momento. En cuanto a carreras del circuito mundial Leeds y Hamburgo son sitios especiales donde hay un ambiente especial en la carrera. La organización, el público y los triatletas están muy motivados y todos tenemos ganas de hacerlo bien. Son lugares icónicos en los que sería bonito tener mi mejor día, pero como te comento no es algo que me obsesione. Ya llegará.

¿Qué tipo de carrera es la que mejor encaja en la manera de competir de Kristian?

Bueno, en cuanto a distancia… Entre sprint y olímpico definitivamente la distancia olímpica encaja mejor en mi perfil como triatleta. En la natación me gusta ir cerca de las primeras plazas en la natación, en la bicicleta me gustan los trazados que sean rápidos, sin demasiada subida para poder aprovechar mejor mi ratio peso/potencia. En cuanto a la carrera a pie reconozco que cuanto más liso mejor incluso si hay algo de bajada pues mejor aún, jajaja!

¿Cómo te definirías como deportista?, ¿y como persona?

Como triatleta me gustaría mejorar mi natación y poder estar así en el top 5 de una carrera como ‘Javi’ o ‘Ali’, así de esta forma no tendría que darlo todo en la bici y en la carrera a pie y podría reservar algo más para el final de cada carrera.

Como persona, bueno es difícil responder a esta pregunta… Es verdad que soy una persona que se centra mucho en lo que hace cuando lo hace y, en ese sentido, soy perfeccionista. Me gusta esa sensación pues me permite creer que soy capaz de afrontar cualquier sueño que me pongo por delante.

Tu debut en competición oficial ITU fue el 3 de Julio de 2010 en los Campeonatos Junior de Triatlón celebrados en Athlone en los que ganó el español Vicente Hernández. ¿Cómo recuerdas tus inicios en el triatlón?

Bueno, al principio estaba un poco perdido pues de joven nunca había visto carreras de triatlón y no tenía muchas referencias al respecto. En Athlone no sabía nada de las Series Mundiales, fue para mí el primer ‘briefing’ de carrera y luego en carrera me enfrenté a la realidad. Finalicé 52º, lejos de los primeros chicos y claro recuerdo que hicieron el 5.000 en 15’ aproximadamente (mejor RUN a cargo de Vicente Hernández con 15’59”), cuando yo marqué 17’52”. Por aquel momento tenía muy reciente mi pasado como nadador y tuve que adaptarme a la disciplina, lo cual fue duro. Incluso en la natación, de donde venía, pude observar el alto nivel pues no logré aguantar el ritmo de cabeza de carrera aunque cierto es que por entonces era de los más jóvenes.

Publicidad

Ya has debutado en media distancia (Ironman 70.3 Bahrain) y lo has hecho con victoria en una carrera donde había grandes triatletas: Noya, Bozzone, Riederer… Entre otros. ¿Te ves compitiendo en un futuro en media o larga distancia?

Sí, aunque de momento estoy centrado en distancia olímpica y en los JJ.OO. de Tokio 2020, así que todo hasta entonces estará calculado en función de este ciclo olímpico. Participaré en algún media distancia pero sólo para cambiar de rutinas, sin que comprometa mi temporada de distancia olímpica. Las Series Mundiales y el Campeonato Mundial ITU 2018 son mi gran meta para la próxima temporada. Igual miro ‘The Championship’ que es una semana antes de Leeds, pero todo depende de cómo vaya la temporada también.

¿Te ves participando en el Campeonato Mundial Ironman de Kona una vez hayas acabado con tu carrera como triatleta olímpico?

Creo que todo triatleta en algún momento sueña con ganar en Kona y es algo que me encantaría una vez haya dejado mi carrera en distancia olímpica. Es importante centrarse ahora en Tokio aprovechando encima que soy joven y luego ya iré pensando… Pero sí me veo alguna vez en Kona.

Imaginamos que los JJ.OO. de Tokio 2020 será uno de tus grandes sueños. Después de haber finalizado 13º en los JJ.OO. de Río 2016 y conociéndote imagino que te gustaría soñar con algún metal. ¿Qué reto te pones para la cita olímpica?

Me encantaría ganar el oro olímpico en Tokio 2020. Para eso necesitaría tener mi mejor día de carrera en la fecha señalada. En cuanto a la carrera que hice en Río 2016 es algo que intento olvidar porque no fue la carrera que deseaba que me saliera. Con esa experiencia previa creo que me veo en lo más alto del podio olímpico, es algo por lo que trabajaré duro pues me gustaría lograr una medalla en Japón.

Sin ánimo de ofender ni meternos donde nadie nos llama te quería preguntar al respecto de tu voluminosa caja torácica. ¿Es algo que has tenido siempre y cómo afecta a tus entrenamientos? (en el caso de tener alguna particularidad)

Es una duda que me pregunta la gente, pero es la forma de mi esternón y caja torácica lo cual me permite tener mayor capacidad pulmonar y desde luego un VO2máx mayor que si la tuviera más plana. Pero no me paro a pensar si me afecta mucho en el plano negativo o positivo. Yo no puedo decir si es mejor o peor pues siempre lo he tenido así y es difícil saber cómo sería nadar, pedalear o correr sin ello.

Publicidad

Antes de ir a Bahrain estuviste entrenando en Sierra Nevada (Granada) y creo que eres habitual de Playitas (Fuerteventura). ¿Vienes mucho a España a entrenar?, ¿cómo fueron esos entrenamientos en altura por Granada?

Con Playitas tengo un acuerdo y es uno de mis lugares de entrenamiento y precisamente voy en breve a entrenar allí. También suelo ir unas tres semanas en enero para quitarme del frío del invierno en Europa. Suelo ir unas tres veces a Playitas durante el invierno y luego a Sierra Nevada otras dos estancias más para hacer entrenamiento en altura en el CAR. Sierra Nevada es seguramente uno de mis lugares favoritos para entrenar. Lo tiene todo, vistas bonitas, puertos impresionantes donde entrenar y todo está muy a mano. Es algo que me permite centrarme al 100% en el entrenamiento. Me gusta venir a España a entrenar, desde luego.

En el 70.3 de bahrain te subiste a la Shiv con la que competiste. ¿Es cierto que fue tu primera vez subido a una ‘cabra’ TT?

Bueno, la última vez que me subí en una bici de contrarreloj tipo cabra fue hace dos años para participar en unos Campeonatos Nacionales. Empecé a entrenar sobre la Shiv tres semanas antes de competir con ella y vimos qué posición me vendría mejor para buscar el mejor ratio entre rendimiento y comodidad para poder luego correr cómodamente la media maratón. En Bahrain probé la bici seis días antes de la competición y desde luego las sensaciones de bajarme tras la bicicleta y ponerme a correr fueron completamente nuevas para mí. Me resultaba difícil mantener el equilibrio en las primeras zancadas.

Kristian Blummenfelt hizo su primer Ironman 70.3 en Bahrain, siendo éste el Campeonato Ironman de Oriente Próximo y última prueba de las tres valederas para hacerse con la Triple Corona a la que sólo podía acceder (en categoría masculina) el español Javier Gómez Noya. He aquí las cifras del noruego:

Publicidad

SU DEBUT EN MEDIA DISTANCIA

-Tiempo total: 3h40’24”

-SWIM: 2º mejor tiempo en la natación con 23’08” a 1’15” del primero, Javier Gómez Noya. Kristian llevó un ritmo de 1’11”/100m.

-T1: 1’ 46”

-BIKE: 2º mejor tiempo en el segmento del ciclismo con 2h00’58”, a casi tres minutos del primero (Terenzo Bozzone) y aventajando a Noya en más de cinco minutos. Blummenfelt llevó un ritmo de 44,7 km/h.

-T2: 59”

-RUN: Mejor tiempo en la media maratón, con 1h13’33”, casi minuto y medio mejor que Sven Riederer segundo en el segmento de carrera a pie. Kristian llevó un ritmo medio de 3’29”/km.

SU TEMPORADA ITU 2017, EN CIFRAS

Kristian Blummenfelt finalizó la temporada 2016 11º en el Campeonato del Mundo detrás del ‘capo’ Alistair Brownlee, sumando un total de 2.407 puntos, habiéndose impuesto en dos Copas del Mundo: Cagliari en Mayo y Montreal en Agosto, justo antes de la cita olímpica donde logró una 13ª plaza que le dejó un sabor amargo. Su calidad había sido ya certificada con el bronce logrado en el Europeo de 2015 con David Hauss como ganador y Sven Riederer plata, pero fue en 2017 donde se certificó su explosión a pesar de no haber logrado aún una victoria en Series Mundiales.

2017 no comenzó de la mejor manera para Kristian pues en la primera prueba de Series Mundiales, Abu Dhabi, tuvo que retirarse. Un mes después, en la prueba de Yokohama, logró un meritorio podio (3º) tras Mario Mola (1º) y Fernando Alarza (2º) imponiéndose en el sprint final al bronce olímpico Henri Schoeman. En la Copa del Mundo celebrada en Madrid, un par de semanas después, no tuvo fortuna y bajó a la 15ª plaza llegando a meta a más de dos minutos de cabeza de carrera. Pero a partir de Junio ya no se bajó del top ten: 6º en Leeds, 9º en Hamburgo, 8º en Edmonton y en Agosto-Septiembre un final de temporada a tope haciendo plata en Montreal, Estocolmo y la Gran Final de Rotterdam donde acarició la victoria y se quedó a tan sólo dos segundos de su primera victoria y del subcampeonato mundial con Javier Gómez Noya a sólo 30 puntos.

La proyección lógica le coloca en clara lucha por el cetro mundial y Kristian es un triatleta ganador y luchador como pocos. De los que se deja el alma en cada carrera y además no lo oculta. Un triatleta de carne y hueso que ha tocado a las puertas del podio y que en 2018 no se pone ninguna limitación. Quién sabe si logrará el campeonato, el subcampeonato o simplemente se conformará con su primera victoria en Series Mundiales. Aunque este noruego de sangre fría pero corazón caliente no es de los que se conforman. Nos alegra ver cómo se incorporan nuevos actores a la primera escena del triatlón mundial. Su derroche de fuerza y potencia son toda una delicia para el aficionado, ya sea en su habitual distancia olímpica como en media distancia, donde ya ha dejado la estampa de un posible gran triatleta en Kona. Eso será dentro de unos años, de momento vamos a disfrutar del poderío de Kristian Blummenfelt en el clásico 1,5/40/10.

Publicidad
Te recomendamos

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Es el primer coche SUV 4x4 híbrido enchufable y la opción que elige Gómez Noya para m...

Las capacidades dinámicas del nuevo VW Touareg lo convierten en un poderoso rodador, ...

La 890 de New Balance ha vuelto al mercado este 2018....

Así es la Merida Reacto Disc Team E....