Lo nuevo de 226ers para el correcto funcionamiento intestinal y regular el sistema inmune

Diferentes sucesos pueden desencadenar un desequilibrio en la flora intestinal. VEGAN SYMBIOTIC COMPLEX contribuye a su correcto funcionamiento reduciendo la permeabilidad intestinal y la inflamación generalizada del intestino.

Lo nuevo de 226ers para el correcto funcionamiento intestinal y regular el sistema inmune.
Lo nuevo de 226ers para el correcto funcionamiento intestinal y regular el sistema inmune.

226ERS lanza un nuevo producto. Se trata de un complemento alimenticio que contribuye al correcto funcionamiento de la barrera intestinal, llamado VEGAN SYMBIOTIC COMPLEX.

El intestino de un deportista procesa más cantidad de nutrientes que el de una persona normal. Una dieta no equilibrada y pobre en fibra, el estrés diario (provocado tanto por la exigencia física de los entrenamientos como por el trabajo y el resto de los factores que nos afectan de forma cotidiana) o las infecciones, pueden causar desequilibrios en la microbiota y alterar la función digestiva, generando malestar estomacal, inflamación, fatiga o infecciones recurrentes al anularse la captación de nutrientes.

VEGAN SYMBIOTIC COMPLEX de 226ERS ayuda a que se mantenga un buen funcionamiento intestinal y a regular el sistema inmune a través del Butirato, sus cepas probióticas y las Vitaminas C y D.

El butirato es un ácido graso de cadena corta (AGCC). Este tipo de ácido graso es utilizado por las células del intestino como sustrato energético que mantiene su integridad y funcionalidad. Para obtener Butirato de forma natural es necesario que nuestra microbiota intestinal fermente la fibra dietética que nosotros no podemos digerir y, como resultado de esta fermentación, se produce el butirato.

Tan solo 0,7 gramos de butirato equivaldrían a 5g de fibra fermentada por un microbiota en óptimo estado. Si nuestra microbiota no está en esta situación, la producción de butirato será insuficiente. El aporte de butirato exógeno ayuda a reducir la permeabilidad intestinal y la inflamación generalizada del intestino.

Diferentes sucesos como una dieta sin fibra, la toma de antibióticos en los procesos víricos y el estrés emocional o físico, cada vez más común en nuestra sociedad, pueden desencadenar un desequilibrio en la flora intestinal, reduciendo la producción de butirato y la funcionalidad de nuestra barrera intestinal, lo que puede generar problemas y dolencias que si no se remedian podrían llegar a ser permanentes.

La fórmula de este nuevo probiótico de 226ERS aporta seis cepas de bacterias, cinco de ellas productoras de ácido láctico además de la levadura Saccharomyces Boulardii:

Saccharomyces Boulardii: Mejora la función de barrera intestinal, aumenta la disponibilidad de enzimas digestivas y la absorción de nutrientes.

L. Plantarum: Mejora la función de barrera e inhibe la adherencia de bacterias patógenas al epitelio intestinal.

L. Rhamnosus: Incrementa el sistema inmune intestinal gracias al mayor el número de células productoras de citoquinas.

L. Acidophilus: Aumenta el ácido láctico inhibiendo el crecimiento de bacterias patógenas en el intestino. Mayor producción de butirato.

Bifidobacterium animalis lactis y Bifidobacterium bifidum: Mejora de la función digestiva. Ayuda a digerir la lactosa y fibras que generan sintomatología intestinal.

Además:

La Vitamina C: Mejora el sistema inmune durante y después del ejercicio, además de ser un potente antioxidante ayudando al cuerpo en situaciones de alto estrés.

La Vitamina D: Contribuye a un correcto metabolismo del calcio y a fortalecer el sistema inmune.

Se recomienda tomar 2 cápsulas al día, en el desayuno, con un aporte de fibra.

Los mejores vídeos