¡Un maratón al mes dando vueltas a una plaza para comprarle una silla de ruedas eléctrica a Janire!

El Instituto Foral de Bienestar Social, dependiente de la Diputación Foral de Álava, le deniega una subvención a la familia de Janire, que no puede afrontar el pago de la silla especial.

¡Un maratón al mes dando vueltas a una plaza para comprarle una silla de ruedas eléctrica a Janire!
¡Un maratón al mes dando vueltas a una plaza para comprarle una silla de ruedas eléctrica a Janire!

Completar un maratón es un desafío más que respetable... Cubrirlo dando vueltas de 300 metros a una plaza supone una proeza... Repetirlo, de esta manera, una vez al mes indefinidamente, lo convierte en una epopeya... 

Para el triatleta y maratoniano Raúl Pérez, este singular y descomunal reto arranca el próximo 19 de diciembre.

El lugar elegido: la Plaza de la Provincia de Vitoria; el motivo (que con toda seguridad le dará las fuerzas necesarias para cumplimentar cada mes las correspondientes 140 vueltas de 300 metros sin parar): recaudar fondos para que Janire, una niña con tetraparesia espástica, enfermedad asociada a la parálisis cerebral, pueda tener una silla de ruedas eléctrica; y la causa: el Instituto Foral de Bienestar Social, dependiente de la Diputación Foral de Álava, le deniega la subvención requerida (unos 4.000 euros).

La madre de Janire, Leyre, está divorciada y no tiene trabajo. Y tampoco puede terminar de pagar la silla, que cuesta 17.000 euros. Va poco a poco, según obtiene las donaciones. En este punto, aparece la figura de Raúl, siempre dispuesto a ayudar, además, usando como herramienta una de sus pasiones: el deporte. Así, a partir del día 19 de este mes, se pondrá manos a la obra, con un maratón al mes dando vueltas a la Plaza de la Provincia (lugar donde está el edificio institucional de la Diputación Foral de Álava) hasta que el juzgado (han terminado ya la vía administrativa y acaban de iniciar el contencioso-administrativo) dicte sentencia y se haga justicia. 

"La silla se le quedaba pequeña, le hacía heridas en las caderas y necesitaba un cambio. Desconozco el acuerdo al que ha llegado la familia para conseguir la silla nueva, pero ya la tienen. Ahora tienen que ir cumpliendo plazos para pagarla, por eso necesitan la subvención cuanto antes", explica en declaraciones a El Español Raúl, que también es abogado y cuyos desafíos deportivos tienen un trasfondo solidario.

"Otros retos que he hecho, sobre todo, tenían que ver con el cáncer infantil, junto a la asociación ASPANAFOA. Uní el hospital de Álava con el de Cruces y el oncológico de San Sebastián para hacer el reto de los siete maratones. Más recientemente, en verano, hice un reto para honrar las figuras del personal que trabajó durante la pandemia, corriendo alrededor del hospital de Álava", asegura el deportista, que el año pasado también completó dos IRONMAN en el mismo día (primero, uno por su cuenta; y, a continuación y sin descanso, el oficial de Vitoria) para darle visibilidad a ASPANAFOA.

Los mejores vídeos