Suspendido el Challenge Davos en plena carrera por una fuerte tormenta: "2020 me escupe en la cara"

La organización fue premiada con el mejor gesto que pueda obtener: los triatletas se reunieron y les dieron un largo aplauso.

Suspendido el Challenge Davos en plena carrera por una fuerte tormenta: "2020 me escupe en la cara".
Suspendido el Challenge Davos en plena carrera por una fuerte tormenta: "2020 me escupe en la cara".

Este sábado se disputaba en Davos (Suiza) la primera prueba Challenge de este 2020 después del parón competitivo por la pandemia del coronavirus. En la línea de salida, un elenco de triatletas del más alto nivel: Sebastian Kienle, Pieter Heemeryck –campeón del evento en 2019–, Ruben Zepuntke, 3º la temporada pasada, Maurice Clavel, Ronnie Schildknecht o Silvan Bruhin, además del español Albert Moreno, 2º en 2019. Sin embargo, la carrera, de media distancia, ha tenido que ser suspendida cuando ya estaba en marcha debido a una fuerte tormenta

"La decepción entre los triatletas fue enorme, pero al mismo tiempo comprendieron perfectamente la decisión que acababa de tomar la organización de CHALLENGE DAVOS: la carrera tuvo que ser cancelada por las malas condiciones meteorológicas. Los PRO masculinos ya estaban inmersos en el segmento de ciclismo cuando las lluvias torrenciales se convirtieron en una fuerte tormenta y la seguridad de los atletas ya no podía garantizarse", explican desde la organización.

Aunque la decepción fue grande, tal vez incluso más entre los participantes de grupos de edad, que ni siquiera tuvieron la oportunidad de comenzar, la organización fue premiada con el mejor gesto que pueda obtener: los atletas se reunieron y les dieron un largo aplauso.

“No hace falta decir que esto significa mucho para nosotros”, explica Jort Vlam, CEO de CHALLENGE FAMILY. “Y para ser honesto: es algo que el equipo organizador realmente se merecía. Han hecho todo lo posible para hacer una gran carrera y han hecho un gran trabajo. Es maravilloso ver a los atletas reconocer y recompensar eso con un gesto tan hermoso, a pesar de esta gran decepción. Desafortunadamente, nadie controla el clima y esta fue la única decisión correcta a tomar".

Por supuesto, también los PRO se sintieron decepcionados. Las mujeres acababan de salir del agua, cuando los líderes masculinos tuvieron que dar la vuelta, en plena subida al Flüelpass. Sebastian Kienle, 10º en ese momento, estaba decepcionado, pero regresó con una sonrisa. El defensor del título Pieter Heemeryck, aproximadamente un minuto por delante de Kienle, también estaba decepcionado, pero también entendió que esta era la única decisión correcta.

"No estaba destinado a ser. Nuevamente 2020 me está escupiendo en la cara. Es solo deporte, es solo triatlón, pero estaba preparado y tenía tantas ganas de correr. Luego, la carrera se canceló en el sector de ciclismo debido a una tormenta eléctrica. Ahora solo me río de vuelta, nada más que hacer. Gracias a todos los que ayudaron a organizar este evento. ¡Lo siento mucho por todos ustedes! Gracias a los organizadores, que tuvieron que tomar un par de decisiones difíciles. No sé si intentaré correr la semana que viene o si simplemente desconecto en 2020", ha comentado Kienle en las redes sociales después de la carrera.