Un rebrote de coronavirus frustra el regreso de la competición IRONMAN tres días antes de la prueba

El IRONMAN 70.3 de Lubbock, en Texas, se iba a disputar este domingo 28 de junio.

Un rebrote de coronavirus frustra el regreso de la competición IRONMAN tres días antes de la prueba.
Un rebrote de coronavirus frustra el regreso de la competición IRONMAN tres días antes de la prueba.

Todo estaba listo para el regreso de la competición IRONMAN después de que el coronavirus se haya llevado por delante todas y cada una de las pruebas que tendrían que haberse disputado durante estos meses de confinamiento. Este domingo 28 de junio, la celebración del 70.3 de Lubbock, en Texas (EE.UU.), aunque bajo estrictas medidas de seguridad, iba a simbolizar la vuelta a una relativa normalidad en lo que respecta al deporte del triatlón.

Sin embargo, el evento, que iba a ser el primero en utilizar el nuevo protocolo de protección de IRONMAN frente al COVID-19, se ha cancelado a última hora debido a un repunte en las infecciones por coronavirus en el estado de Texas. Así lo anunciaba la franquicia este miércoles, sólo tres días antes de la fecha prevista para la carrera.

“De acuerdo con nuestro protocolo IRONMAN Safe Return to Racing, la salud y la seguridad de nuestra comunidad es de máxima prioridad y, en línea con los comentarios del gobernador Abbott el martes 23 de junio, no sería responsable organizar el evento en este momento", reza el comunicado emitido por IRONMAN.

El gobernador Greg Abbott había explicado que "la propagación estaba muy extendida en este momento". Concretamente, antes de la cancelación del miércoles, el pico de contagios por COVID-19 aumentó hasta los 5.551 casos en el estado de Texas.

IRONMAN ha confirmado que había cerca de 1.000 inscritos en el IRONMAN 70.3 de Lubbock y que pronto recibirían un correo electrónico con más detalles. La prueba volverá el próximo año.