Quería dirigir un equipo ciclista masculino... pero se queda sin trabajo por un posado para Playboy

"Son fotos que no dañan a nadie, pero para algunos 'borregos' son demasiado inapropiadas para trabajar con ciclistas y consideran que son más importantes que las capacidades o la experiencia".

Quería dirigir un equipo ciclista masculino... pero unas fotos para Playboy la dejan sin trabajo.
Quería dirigir un equipo ciclista masculino... pero unas fotos para Playboy la dejan sin trabajo.

Se llama Tara Gins, tiene 30 años y se convirtió en ciclista profesional en 2016. Se retiró a finales de 2020. También fue directora de la edición femenina Los Tres Días de Brujas-La Panne.

Ahora, la excorredora belga se disponía a ejercer como directora deportiva de un equipo amateur masculino de su país. Hasta tenía un acuerdo verbal con los resposables. Sin embargo, estos mismos gestores han incumplido su palabra y la han dejado en la estacada. La razón, tal y como denuncia en las redes sociales Tara Gins: posar como modelo en una sesión de fotos, previamente pagada, para Playboy.

“Tenía una acuerdo verbal para comenzar como directora de un equipo masculino, donde trabajaría con los jóvenes y también con la categoría élite. Era algo que realmente estaba esperando porque ésa es la dirección en la que quiero ir. Pero, al parecer, alguien ha tenido un problema al ver mis fotos. Son fotos que no hacen daño a nadie, pero para algunos son demasiado inapropiadas para trabajar con ciclistas y consideran que son más importantes que las capacidades o la experiencia. Ya no me importa haber perdido el trabajo. Probablemente sea lo mejor. No quiero trabajar con personas que no ven mis capacidades y simplemente son borregos", ha comentado en las redes sociales Gins, que no ha querido desvelar el nombre del equipo, pero que sí ha aprovechado la ocasión para poner de manifiesto los abusos que sufrió cuando era ciclista profesional

“Me asaltaron, literalmente. Una vez, un mecánico se metió en la ducha conmigo después de un entrenamiento. En otra ocasión, otra persona del equipo me besó sin venir a cuento y tuve que empujarle. He tenido que soportar comentarios inapropiados sobre sobre mi peso, sobre mi imagen. Un mandamás se coló en la sala de masajes para decirme lo cachonda que estaba.

Ahora, después de retirarme, quiero hacer mis propias cosas, tener oportunidades. Y son tomadas en broma por esos idiotas, siento decirlo así, que tienen un doble rasero. Si eres hombre, puedes hacer un poco más en el mundo", añade la exciclista belga, que siempre publica sus posados en las redes sociales.

En 2019, Gins y otras cuatro ciclistas que deseaban permanecer en el anonimato ya escribieron una carta abierta que se publicó en el medio de comunicación holandés WielerFlits, describiendo sus desagrables experiencias en el mundo del ciclismo.

Gins también formó parte del equipo Health Mate-Ladies Team en 2018, donde al menos diez ciclistas denunciaron conductas habituales de abuso físico, emocional y verbal. De hecho, Patrick Van Gansen, el gerente del equipo, fue declarado culpable de violaciones éticas en 2020.

Los mejores vídeos