El nuevo desafío de Roderick Sewell, el doble amputado que hizo historia en Kona

La increíble historia de superación de Roderick Sewell, que ahora va a por los Juegos de Tokio 2021.

El nuevo desafío de Roderick Sewell, el doble amputado que hizo historia en Kona.
El nuevo desafío de Roderick Sewell, el doble amputado que hizo historia en Kona.

Roderick Sewell nació sin tibias, una deformidad que le impediría caminar el resto de su vida. Su madre tuvo que tomar una difícil decisión: dio su consentimiento para que los médicos le amputaran las dos piernas por encima de la rodilla... antes de su segundo cumpleaños.

A partir de entonces, cuando era un niño, le dio pánico el agua. Sin embargo, a los 10 años vio nadar a uno de sus amigos, que también era doble amputado. De repente, la idea de entrar en una piscina no parecía tan aterradora...

17 años después de aquello, el pasado 12 de octubre, se convirtió en el primer doble amputado por encima de la rodilla que completaba el IRONMAN de Hawaii.

Pero Roderick ha soportado desafíos mucho más grandes en su vida. Su madre renunció a su puesto de trabajo, donde había permanecido 20 años, y solicitó el desempleo para asegurarse que su hijo tuviera cobertura total para sus prótesis. Sin embargo, esta situación afectó económicamente a la familia, problemas que comenzaron cuando tenía tan sólo ocho años.

Roderick y su madre tuvieron que abandonar su casa en San Diego para, durante seis meses, alojarse en refugios para personas sin hogar en Alabama.

Pero la situación poco a poco se fue normalizando. A los 12, comenzó a correr, a jugar al baloncesto y a practicar ciclismo. Así, en 2014 ganó sus primeras medallas internacionales en natación. Poco después llegó al triatlón. Y en 2019, a sus 27 años, tras 16h26' de esfuerzo (1h09' en la natación; 8h51' en el segmento de ciclismo; y 6h15' en el maratón), hizo historia en Kona. 

"Esta es mi forma de vida. Para mí, ponerme las prótesis es como si te pusieras los zapatos", comentaba después de su hazaña Roderick, que ya tiene un nuevo reto en mente: competir en los Juegos Paralímpicos de Tokio 2021 en natación y ciclismo.

"Para cualquier atleta olímpico o paralímpico, es un viaje individual, pero es posible. Es un sueño que he tenido y que me gustaría cumplir no solo para mí, sino para todos los que me han apoyado hasta este momento", explica en una entrevista reciente.

Sin embargo, el porqué de su 'nuevo viaje' va más allá del apoyo de su familia. Como hombre negro que vive en Estados Unidos en un momento de tanta agitación por la injusticia racial, Sewell extrae energía de su conexión con sus antepasados: "Miro hacia atrás en mi vida personal y la vida de mi gente y mi familia, y luego la vida de nuestros antepasados... cualquier cosa que pueda usar para recordarme que puedo hacer esto".

Sewell, además, quiere seguir formándose, mientras tele-trabaja como asesor financiero. Y quiere usar su voz y su historia para cambiar la vida de los demás, por eso estudió comunicación pública en la universidad, para convertirse en orador motivacional. De hecho, ya ha estado en Etiopía, con la Fundación Limb Kind, para llevar prótesis como las suyas a niños que ni siquiera tienen acceso a la atención médica.

Siento que las oportunidades son infinitas. El futuro es muy amplio, pero siento que estoy en el camino", concluye Roderick, que ya piensa en su particular 'road to Tokio'.

Los mejores vídeos