"Nuestro aspecto da pena y sacamos fotos malísimas; no sé si tenemos futuro como influencer"

No te pierdas la divertida reflexión que ha hecho Javier Gómez Noya sobre las redes sociales y los 'influencer'.

Nuestro aspecto da pena y sacamos fotos malísimas; no sé si tenemos futuro como influencer
Nuestro aspecto da pena y sacamos fotos malísimas; no sé si tenemos futuro como influencer

Es uno de los mejores triatletas de la historia, con un palmarés inigualable: cinco mundiales ITU, plata olímpica, dos mundiales IRONMAN 70.3, campeón del mundo XTERRA, campeón del mundo de Larga Distancia, cuatro veces campeón de Europa de Distancia Olímpica... Y lo que le queda.

Sin embargo, a sus 39 años, centrado plenamente en su nueva etapa como IRONMAN, Javier Gómez Noya sigue conservando la misma sencillez que cuando empezó hace dos décadas en el triatlón profesional, un trabajo que le encanta y al que se dedica en cuerpo y alma. Por supuesto, tiene presencia en las redes sociales, como demandan los tiempos que corren, pero las entiende a su manera.

Valga como ejemplo su última publicación en Instagram, donde el gallego da cuenta de su última sesión de 7 horas (bici más carrera a pie en transición), acompañado por el triatleta suizo Jan van Berkel, en la concentración que está realizando en Sierra Nevada para preparar el Mundial IRONMAN de St. George (Utah, EE.UU.) del próximo 7 de mayo.

Javi apunta las pautas ideales que debe seguir el "buen influencer" y, a continuación, su particular y realista manera de mostrar a sus seguidores este último entrenamiento. Simplemente genial:

Considerando los puntos importantes para ser un buen 'influencer', no sé si Jan van Berkel y yo tenemos futuro en esto:

1- Buenas fotos y hacer como que lo pasas bien.

Nuestro aspecto da pena y sacamos fotos malísimas. Sobre todo la que saqué yo de él… Durante el calentamiento, por supuesto, como si estuviéramos esforzándonos mucho. Después de los primeros minutos, los teléfonos están prohibidos.

2- Mostrar lugares increíbles.

Nuestra transición y carrera fue en un polígono industrial, uno de los lugares más feos de España. Sin tráfico, eso sí.

3- Decir frases motivacionales.

Todo lo que oí fue del tipo: “Este entreno es una m****a”, “estoy reventado”, “tengo hambre”.

4- Hacer entrenamientos divertidos, que molen.

7 horas en las piernas, con intervalos simples… y duros.

5- Comer y mostrar comida sofisticada.

Acabamos en un centro comercial a las 6 de la tarde, de camino a la montaña, sin ni siquiera habernos duchado todavía.

Fue un buen día, buen de entrenamiento. Gracias a Jan y también a David y Andreu, que nos ayudaron en la carrera.

¿Qué han dicho sus compañeros de profesión?

Algunos comentarios al post del 'Capitán' no tienen desperdicio, especialmente los que han dejado otros triatletas de élite como Javi.

"¡Jajajaja, buenísimo! Por eso eres un campeón y no un 'influencer'. Por cierto, 100% de acuerdo contigo" (Judith Corachán).

"Ésa es la filosofía" (Gustavo Rodríguez).

"Suena perfecto" (Craig Alexander).

"Vida de triatleta PRO. Buen trabajo" (Frederik Van Lierde).

¿Y su compañero de fatigas?

Jan van Berkel, compañero de fatigas de Gómez Noya desde que éste entrena a las órdenes de Daniel Plews, también ha dado su propia visión sobre el asunto de los 'influencer' después de la dura sesión que acabó con la transición de carrera a pie en un polígono granadino a los pies de Sierra Nevada.

No somos buenos para hablar mal.

No tenemos ningún creador de contenido aquí en la concentración con nosotros.

Corremos en un polígono industrial feo.

Pero nos encanta.

Nuestros destacados