Jan Frodeno: "El tendón está bien... pero no está listo para correr un maratón"

Pese a su abandono en el Challenge de Roth, 'Frodo' ya piensa en Hawaii.

El tendón está bien... pero no está listo para correr un maratón.
El tendón está bien... pero no está listo para correr un maratón.

El pasado domingo se disputó una de las grandes carreras del año: el mítico Challenge de Roth, en Baviera, a 25 km al sur de Nuremberg.

La edición de este 2022 contaba con un cartel de lujo, con tres campeones mundiales IRONMAN que suman hasta seis títulos conquistados en Kona: Jan Frodeno (2015, 2016 y 2019), Patrick Lange (2017 y 2018) y Anne Haug (2019).

Desafortunadamente, Frodeno, campeón de la prueba en 2016 con la que entonces se convirtió en la mejor marca en distancia IRONMAN de la historia (7:35:39), se tuvo que retirar en el kilómetro 3 del maratón, cuando lideraba la carrera en solitario, después de completar tanto la natación como el sector de bici en las primeras posiciones.

A la vista de la imágenes, el tricampeón del mundo IRONMAN (2015, 2016 y 2019) se resintió de la lesión (rotura parcial del tendón de Aquiles) que le diagnosticaron en abril y que ya le impidió competir en el Mundial IRONMAN de St. George del pasado 7 de mayo

De hecho, el triatleta germano, que en poco más de un mes cumple 41 años, ya venía advirtiendo desde que confirmó su presencia en el Challenge de Roth que, a la más mínima molestia y sensación desfavorable, tenía claro que no pensaba arriesgar. De modo que este abandono no ha pillado a nadie por sorpresa.

Este lunes, 24 horas después de su DNF en el Challenge de Roth, 'Frodo' ha querido transmitir un mensaje de tranquilidad a través de las redes sociales. Su particular 'road to Kona' sigue en marcha...

Esta mañana he ido a la consulta de mi cirujano ortopédico. El tendón está bien, está en buena forma, no está listo para un maratón o cualquier tipo de carga de trabajo agresivo, pero hemos hecho un plan sobre cómo podemos ponernos en forma en las próximas tres, cuatro, cinco semanas... para volver a estar al 100 por 100 de la carga.

Resulta que tenía muy buenos brazos y piernas: la natación y la bici me fueron muy, muy bien. Luego, salir a correr fue difícil. Aunque me lo esperaba, fue duro, sobre todo si tienes un buen día y estás en la pelea por una carrera fantástica.

Pero a largo plazo decidimos que este es el mejor plan para el gran objetivo de estar en Kona.

Nuestros destacados