"Hay que descubrir cómo podemos correr en un IRONMAN a ritmos cercanos a 3:10/km"

Kristian Blummenfelt hace balance de 2021 y avanza sus expectativas para 2022, el que será su "año IRONMAN".

Kristian Blummenfelt hace balance de 2021 y avanza sus expectativas para 2022
Kristian Blummenfelt hace balance de 2021 y avanza sus expectativas para 2022

¡¡7 horas, 21 minutos y 12 segundos... corriendo el maratón en 2h35 (a 3:40/km)!!

El asombroso récord de Kristian Blummenfelt en el IRONMAN de Cozumel (México) del pasado 21 de noviembre ha elevado el triatlón de larga distancia a un nivel hasta ahora desconocido. 

Pero el 'toro' noruego, de 27 años, que esta temporada ha hecho historia conquistando el oro olímpico y el Mundial ITU, quiere más. Ya avisaba hace unas semanas: 2022 será su "año IRONMAN", con tres grandes objetivos señalados ya en su calendario: los dos campeonatos del mundo IRONMAN, en St. George en mayo y en Hawaii en octubre, y, justo en medio, el desafío Pho3nix SUB7, un épico duelo con Alistair Brownlee para intentar bajar de las 7 horas en distancia IRONMAN. 

Él mismo confirma, en una reciente entrevista que publica triathlonmagazine.ca, que "es una nueva era". 

"La distancia 70.3 está bastante cerca de lo que hacemos en olímpica, pero el ritmo que tenemos que mantener para un IRONMAN es mucho más lento. En una distancia corta corremos a un ritmo de tres minutos por km. En un medio IRONMAN tienes que correr a 3:10/km. Pero, en un IRONMAN tienes que retroceder otros 30 segundos, por lo que es completamente nuevo. Intentamos aprender a lo largo del camino. Obtuvimos algunas buenas respuestas en Cozumel, pero seguro que podemos ir más allá. Por ejemplo, acercarnos al ritmo de 70,3. Descubrir cómo podemos hacer eso es parte del viaje", explica Blummenfelt, quien, dos semanas después de su extraordinario debut en IRONMAN, se impuso también en el Clash Daytona, lo que demuestra una gran capacidad de recuperación.

"El Mundial IRONMAN de St. George en mayo; unas semanas después, el Desafío Sub-7; y luego, dos o tres meses después, Hawaii: hay mucho tiempo para recuperarse. Es cuestión de entrenar bien, en altura, y encontrar el equilibrio. Creo que la clave es mantenerse libre de lesiones”, asegura.

"Disfruto de las carreras. Ir a la carrera en sí es mi fiesta. No me gusta hacer la fiesta después de la carrera. Espero con ansias la carrera y, cuando realmente la haya hecho añicos, solo quiero seguir adelante. Me encanta correr y me encanta estar ahí. Tiendo a responder bien cuando corro semana tras semana, de manera consecutiva. Creo que necesitas creer en ti mismo. Es más fácil cuando te pones en marcha", concluye.

Los mejores vídeos