Así es la 'bici-coche' eléctrica de Canyon: el futuro de la movilidad

Se trata de un automóvil a pedales y eléctrico para moverse por la ciudad.

El futuro de la movilidad en la ciudad: así es la bici eléctrica convertida en coche de Canyon.
El futuro de la movilidad en la ciudad: así es la bici eléctrica convertida en coche de Canyon.

Canyon Bikes ha presentado Future Mobility Concept, un automóvil eléctrico asistido por pedales o, lo que es lo mismo, una e-bike convertida en coche

De momento, sólo es una idea, un concepto del que, en una primera fase de desarrollo, saldrá un prototipo que muy pronto estará expuesto en el showroom de Canyon, en Koblenz (Alemania).

"Creemos firmemente que el futuro de nuestras ciudades pasa por formas nuevas y limpias de movilidad. Actualmente, nos estamos reorientando en el área de bicicletas City & Trekking, y nos centraremos fuertemente en la movilidad urbana en un sentido más amplio en el futuro. En los próximos años lanzaremos más soluciones de bicicletas urbanas, pero también se intensificará la implementación de otros conceptos como éste", explican desde la marca alemana. 

El futuro de la movilidad en la ciudad: así es la bici eléctrica convertida en coche de Canyon.
 

Esencialmente, la idea es que pueda moverse por las calles de la ciudad como un coche más, con velocidades de hasta 60 km/h, y también, llegado el caso, cuando el tráfico rodado sea más denso y se formen los atascos, que pueda desplazarse por el carril-bici a la velocidad máxima estipulada para las e-bikes (25 km/h).

El diseño del habitáculo es muy parecido a una bicicleta reclinada, pero con espacio suficiente para llevar a un niño o para transportar equipaje. También es descapotable. Tendrá calefacción para evitar que el parabrisas se empañe en invierno y podrá ser controlada mediante el móvil.

No es un automóvil eléctrico en sí, sino un vehículo a pedales con el apoyo adicional de un sistema de propulsión de bicicleta eléctrica normal, con una potencia de 2000 Wh, apróximadamente, y una autonomía de 150 kilómetros.

El futuro de la movilidad en la ciudad: así es la bici eléctrica convertida en coche de Canyon.
 

Tiene el mismo ancho que el manillar de una bicicleta de enduro (máximo 83 cm de ancho), pero una distancia entre ejes aproximadamente medio metro más larga (distancia entre ejes de 1680 mm; 2,3 m de largo en total). Pesaría 95 kg. Los ingenieros de Canyon aseguran que podrá bloquearse y desactivarse de forma remota para evitar robos.

Los mejores vídeos