“Fue un esfuerzo muy doloroso, pero ha sido grandioso; yo vivo para estas cosas"

Las declaraciones de Lionel Sanders tras pulverizar el récord de la hora de Canadá y situarse con el 6º mejor registro mundial.

“Fue un esfuerzo muy doloroso, pero ha sido grandioso; yo vivo para estas cosas".
“Fue un esfuerzo muy doloroso, pero ha sido grandioso; yo vivo para estas cosas".

Antes de su asalto al récord de la hora de Canadá, Lionel Sanders había comentado que su intención era superar la marca establecida por Jens Voigt en 2014 en Suiza, cuando ya se había revisado y establecido una nueva normativa para esta prueba. Ante el escaso interés en batir este récord, la UCI (Unión Ciclista Internacioal) volvió a permitir las bicicletas, ruedas y cascos especiales. Así, Voigt cubrió 51,110 km con una Trek específicamente diseñada para la ocasión.

Este viernes, en el velódromo del Centro Nacional de Ciclismo Mattamy, en Milton (Ontario), el triatleta canadiense ha completado 51,304 km. Es decir, además de pulverizar el récord de la hora de su país –los 48,587 km que completó Ed Veal en 2017 en el mismo lugar–, se ha salido con la suya y también ha mejorado la distancia de Voigt. 

Fue un esfuerzo muy doloroso, pero ha sido grandioso. Yo vivo para estas cosas. Siento que ha sido como mi primera carrera de la temporada. Me sienta bien esforzarme hasta el límite. Los primeros 30 minutos no fueron malos. Pero el dolor fue significativo durante la segunda mitad. Tenía la esperanza de presionar más durante los últimos 10 minutos, pero no hubo nada más. Creo que eso significa que tenía mi ritmo correcto", explicaba tras el esfuerzo el subcampeón del mundo IRONMAN de 2017, que se sitúa en el sexto puesto del ranking mundial del récord de la hora.

- Victor Campenaerts (BEL) 2019: 55,089 Km.
- Bradley Wiggins (GBR) 2015: 54,526 Km.
- Alex Dowsett (GBR) 2015: 52,924 Km.
- Rohan Dennis (AUS) 2015: 52,491 Km.
- Matthias Brändle (AUT) 2014: 51,852 Km.

- LIONEL SANDERS (CAN) 2020: 51,304 Km.

- Jens Voigt (GER) 2014: 51,115 Km.

Sanders mantuvo una cadencia cercana a las 90 pedalas por minuto, una media considerablemente más baja de la que los ciclistas consideran necesaria para esta prueba, más próxima a las 100. Sin embargo, el canadiense tiene muy poca experiencia en el velódromo y en el uso del piñón fijo, de modo que el triatleta y su entrenador, David Tilbury-Davis, decidieron apostar por una cadencia más familiar para Sanders, que utillizó una Canyon Speedmax modificada, con ruedas lenticulares Hed y un desarrollo de 61 x 13.

"Los récords están para romperse. Espero que alguien lo haga, y espero que alguien lo haga pronto. Me encantaría intentarlo en altura, pero ese es un proyecto para otra pretemporada", comentaba un Sanders pletórico, que empleó entre 17,4 y 17,6 segundos en cada vuelta (dio un total de 205) de 250 metros.

El próximo desafío de Sanders será ya sólo de triatlón: el Mundial de la PTO (Organización de Triatletas Profesionales) el próximo 6 de diciembre en el Challenge de Daytona, donde ya ganó en 2019. "Tengo que estar en mi mejor forma en la bicicleta y en la carrera a pie para tener alguna oportunidad en esa carrera", añadía Sanders, que el pasado miércoles lograba rebajar su mejor marca en el 5.000 a pie para dejarla en 14:34

Además, la Federación de Ciclismo de Canadá también le ha seleccionado para competir en el primer Campeonato del Mundo de Ciclismo Virtual de la UCI que se disputará los días 8 y 9 de diciembre. "Ese es un evento realmente diferente: tienes que poder impulsar más de 700 vatios durante un minuto y medio (al final) para tener alguna oportunidad", concluía el nuevo recordman de la hora de Canadá.