Frodeno: "Normalmente entreno entre 32-33 horas semanales; ahora me cuesta llegar a las 25"

Así está viviendo el tricampeón del mundo IRONMAN el confinamiento por el coronavirus en su casa de Girona.

Frodeno: "Normalmente entreno entre 32-33 horas semanales; ahora me cuesta llegar a las 25".
Frodeno: "Normalmente entreno entre 32-33 horas semanales; ahora me cuesta llegar a las 25".

Jan Frodeno sigue encerrado en su casa de Girona junto a su familia. Así será mientras dure el confinamiento en España por la crisis del coronavirus. Todos los días, a las ocho de la tarde, sale a la terraza, con sus dos hijos y su mujer, Emma, para aplaudir al personal sanitario. Además, el pasado sábado, también en su domicilio, completó un IRONMAN para recaudar fondos que irán destinados a los centros hospitalarios de Girona. Las donaciones superaron los 200.000 euros. Y esta cantidad sigue creciendo.

"Sabía que todo el mundo iba a estar confinado y alguien lo haría antes o después, así que mi representante y yo nos preguntamos por qué no ser los primeros. Tardamos una semana en desarrollar la idea y en cargarme de razones para hacerlo. No quería que fuese una simple locura casera, un challenge más. Quisimos hacer que la gente se pusiera en marcha y no cundiera el desánimo

Sabíamos que nadie querría ver a un tipo sudando frente a una cámara durante ocho horas. En eso Laureus nos apoyó para enriquecer la retransmisión. Muchos atletas en activo y leyendas del mundo deporte se involucraron y les agradezco mucho hacerme la experiencia más llevadera. El tiempo iba pasando sin darme cuenta. Fue muy chulo poder hablar con todos ellos de una forma tan distendida. Lo más duro fue la parte de la natación, hacía frío, niebla y no tenía ninguna referencia de tiempo ni distancia", explica el tricampeón del mundo IRONMAN (2015, 2016 y 2019) en una entrevista con Alberto Ortega en Marca.

"Mi compañero de entrenamiento Nan Oliveras tiene dos hermanas que trabajan en el Hospital de Girona. Sé por ellas y por varios profesionales sanitarios que la situación aquí es dura, como en casi todos los hospitales españoles. Todo es un caos.

Estoy hablando con el director del Hospital Josep Trueta de Girona para averiguar qué necesitan exactamente para poder hacérselo llegar. También queremos llegar a acuerdos para ayudar al Hospital de Manresa y al de Puigcerdá. Hablamos de mascarillas y EPIs pero también de una buena máquina de café o cosas así", asegura el campeón olímpico de 2008.

"En España el confinamiento es del 100% y aún no hay fecha del final de las medidas. Es difícil tener una rutina estando encerrado. Normalmente entreno entre 32-33 horas semanales más fisio y ahora me cuesta llegar a las 25 horas. Es muy duro levantarse a las 6:30 de la mañana a entrenar sin tener un objetivo en el horizonte. He leído que Rafa Nadal ha estado algo triste o deprimido. Es lógico. Pero nuestros problemas pueden sonar a un lujo para otros: tengo una casa grande, un jardín, una piscina... Claro que es duro estar encerrado entre cuatro paredes para alguien como yo que ama la naturaleza y el ejercicio al aire libre. Pero también hay que ver el lado positivo: estoy más cerca de los míos y disfruto de mis hijos. El papel de los deportistas ahora es animar a la gente y no quejarnos. Todos estamos remando en el mismo barco", asegura 'Frodo'.

"Hay diferencias enormes en la forma en que los dos gobiernos han afrontado la crisis. Esta mañana un amigo me mandaba un mensaje diciendo que en el sur de Alemania han abierto las piscinas para deportistas profesionales. A veces me dan ganas de ponerme a cavar un túnel hasta allí por debajo de Francia", bromea Frodeno, que no piensa en lo que pueda pasar con el Mundial IRONMAN de Kona, previsto para el próximo 10 de octubre.

"No sé nada sobre nuevas fechas y es difícil pensar en ello con las restricciones de viajes internacionales. No creo que en septiembre u octubre vayan a permitir a miles de atletas viajar por todo el mundo de forma libre, incluso si sólo se disputase la prueba en categoría profesional en Kona. Es la parte dura de todo esto. Espero que todo se vaya calmando pero lo mejor es no darles muchas vueltas. Mi objetivo ahora es mantener cierto nivel de forma para, si en dos meses cambia la situación, poder acelerar y estar al máximo en pocas semanas. Ahora mismo planteo que estoy de pretemporada, al menos, hasta agosto", concluy Frodeno.

Los mejores vídeos