"El Covid es una bestia impredecible, pero no deben precipitarse en la cancelación de los Juegos"

Alistair Brownlee insta al COI y al gobierno japonés a no apresurarse a la hora de tomar una decisión definitiva sobre los Juegos Olímpicos de Tokio que están previstos para este año.

"El Covid es una bestia impredecible, pero no deben precipitarse en la cancelación de los Juegos".
"El Covid es una bestia impredecible, pero no deben precipitarse en la cancelación de los Juegos".

¿Podrán celebrarse finalmente los Juegos Olímpicos de Tokio en 2021? Ésa es la pregunta que está en el aire en los últimos días, con continuos rumores que apuntan en uno u otro sentido, y que el Comité Olímpico Internacional respondió enérgicamente a finales de la pasada semana insistiendo en que los Juegos no habían sido cancelados y que implementarían todas las "medidas anti-Covid" posibles para garantizarlos.

Para intentar poner sensatez en este encendido debate, Alistair Brownlee ha tomado la palabra. "Con el Covid, no sabemos lo que hay a la vuelta de la esquina. Es una bestia tan móvil e impredecible", ha comentado el doble campeón olímpico de triatlón (Londres 2012 y Río 2016) en The Yorkshire Post.

El año pasado se desató el infierno en marzo y abril y, cuando llegamos a julio-agosto, el fútbol estaba de nuevo en marcha... Uno empieza a pensar que podría haber sido posible hacer los Juegos Olímpicos. Pero mira de nuevo lo rápido que se volvió hacia el sur hace un par de meses. Así que no creo que ni la persona mejor informada sepa lo que puede pasar. Todos tenemos que creer que este incendio está encendido hasta que se apague. Dicho esto, mi sugerencia sería que no se apresuren a tomar una decisión", asegura el triatleta británico, que contempla la posibilidad de unos Juegos sin público como mal menor.

"Sería una pena. Soy el primero en reconocer que los aficionados hacen que los Juegos Olímpicos sean tan especiales. Pero si me dan a elegir entre competir sin público o cancelar los Juegos, siempre elegiría la primera opción", aclara el mayor de los hermanos Brownlee, de 32 años, que estaría ante su última oportunidad de conquistar otra medalla olímpica antes de concentrarse única y exclusivamente en la larga distancia.

"No se puede subestimar lo grande que son los Juegos para los triatletas, cuánto invierten, cuánto significa. Pero también soy realista y entiendo que la gente puede pensar que podría costar vidas. En última instancia, todo dependerá de la seguridad con la que se pueda sostener, pero todos los triatletas que conozco se están preparando a toda máquina. Tendremos que aceptar la decisión de cualquier manera. Pase lo que pase, serán mis últimos Juegos. Si no se llevan a cabo, estaré efectivamente retirado de la corta distancia para concentrarme en la larga. Soy afortunado por haber estado en tres Juegos Olímpicos, haber ganado dos oros y haber logrado mucho más de lo que jamás soñé. Pero no se apresuren a tomar la decisión", concluye Alistair.

Los mejores vídeos