"Cada mañana que me subo al rodillo, pienso... Joder, en esta mierda otra vez"

Nos quedamos con la sabia reflexión que ha hecho el triatleta Cristóbal Dios en estos duros momentos.

"Cada mañana que me subo al rodillo, pienso... Joder, en esta mierda otra vez".
"Cada mañana que me subo al rodillo, pienso... Joder, en esta mierda otra vez".

El rodillo ya era una herramienta de trabajo básica para los ciclistas y los triatletas. En estos momentos, decretado el estado de alarma, sin poder salir de casa para entrenar, es el elemento fundamental para mantener el estado de forma.

Javier Gómez Noya, Jan Frodeno, Fernando Alarza, Mario Mola... todos los triatletas, profesionales y amateur, de todos los niveles, están pasando muchas horas pedaleando bajo techo, sobre el rodillo. 

Pello Osoro, por ejemplo, empezó el pasado sábado la que él mismo ha denominado 'Temporada Indoor'. Y está superando todos los días las 4 horas. Nan Oliveras se pasó casi 10 el pasado viernes para completar más de 300 kilómetros.

Este domingo, nos quedamos con la reflexión que ha lanzado al respecto a través de las redes sociales el también triatleta de élite Cristóbal Dios, que estaba preparando su debut en el IRONMAN de Lanzarote y que se ha visto obligado a trabajar diariamente en el rodillo durante horas y horas... 

"Cada mañana que me subo al rodillo, pienso... Joder, en esta mierda otra vez, lo que daría por salir a la carretera y hacer 5, 6 ó 7 horas... Pero sinceramente soy un privilegiado. Mi familia y amigos por el momento están todos bien, tengo una casa donde puedo salir al campo, comida... ¿Realmente que más quiero pedir?

Sé que todo el trabajo que había hecho para llegar bien a las primeras competiciones se ha esfumado. De poco van a servir todas esas mojaduras, todos esos encajes de bolillos para poder ir a clase y sacar las 25/30 horas semanales de entreno, esas concentraciones para llegar al 100% a mi primer IRONMAN como profesional, Lanzarote...

¿Pero sinceramente qué importa eso ahora? ¡NADA! Mucha gente está en una situación muy complicada: ERE, ERTE o trabajando como un perro para sacar esta situación adelante. Por no hablar ya de los que están padeciendo directamente esta lacra. A todo ellos, ¡ánimo! Saldremos adelante.

Yo mientras en el rodillo, yo que puedo...", ha comentado Cristóbal. Y lo suscribimos palabra por palabra...

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Cada mañana que me subo al rodillo, pienso... "Joder, en esta mierda otra vez, lo que daría por salir a la carretera y hacer 5, 6 o 7 horas" Pero sinceramente soy un privilegiado, mi familia y amigos por el momento están todos bien, tengo una casa donde puedo salir al campo, comida... ¿Realmente que más quiero pedir? Se que todo el trabajo que había hecho para llegar bien a las primeras competiciones, se ha esfumado, de poco van a servir todas esas mojaduras, todos esos encajes de bolillos para poder ir a clase y sacar las 25/30h semanales de entreno, esas concentraciones para llegar al 100% a mi primer ironman como profesional, Lanzarote... ¿Pero sinceramente que importa eso ahora? ¡NADA! Mucha gente está en una situación muy complicada ERE, ERTE, o trabajando como un perro para sacar esta situación adelante, por ya no hablar de los que están padeciendo diractamente esta lacra, a todo ellos ¡Ánimo! Saldremos adelante. Yo mientras en el rodillo, yo que puedo...

Una publicación compartida de Cristóbal Dios Ríos (@cristobaldios) el

Los mejores vídeos