Blummenfelt no afloja ni en los eventos de exhibición: 1h08 en la media del IRONMAN 70.3 de Bahrain

No importa dónde, cuándo o cómo... El triatleta noruego siempre corre 'a fuego'.

Blummenfelt no afloja ni en los eventos de exhibición.
Blummenfelt no afloja ni en los eventos de exhibición.

Ya lo decía Javier Gómez Noya: "Los noruegos [Kristian Blummenfelt y Gustav Iden] iban a tope hasta en el reconocimiento de los circuitos de las pruebas ITU y hacían los KOM de Strava". 

Y así es: los noruegos no participan; compiten. Lo hemos visto por enésima vez en el IRONMAN 70.3 de Bahrain que se disputaba el pasado viernes, donde sólo ha hecho acto de presencia Kristian, porque, a día de hoy, sólo el 'toro' forma parte del rutilante Bahrain Victorious, el equipo de figuras en cuya nómina también aparecen Jan Frodeno, Alistair Brownlee, Vincent Luis, Holly Lawrence o Georgia Taylor-Brown.

Tod@s se han dejado ver esta semana por Manama (capital de Bahrain) en distintos eventos sociales organizados por el equipo, incluida una salida en bici que a más de uno nos hubiera gustado compartir (desde una moto, por supuesto).

Sin embargo, algunas de estas estrellas del triatlón no han ido hasta Bahrain sólo de vacaciones y para cumplir con los sponsor: fue ponerse un dorsal y olvidarse del carácter lúdico-festivo del viaje. 

Por ejemplo, el francés Vincent Luis. El bicampeón del mundo ITU (2019 y 2020) se impuso con autoridad en la prueba élite individual del IRONMAN 70.3 de Bahrain. O la británica Holly Lawrence, que tenía en la mano su cuarta victoria consecutiva en la competición hasta el error garrafal de la moto de cabeza de la organización

Pero el caso más llamativo es el de Kristian Blummenfelt, quien, como Frodeno o Brownlee, se limitó a participar en la prueba de relevos de los grupos de edad. 

Para ser exactos, Frodeno y Alistair Brownlee sí se lo tomaron como simple participación. Ellos se encargaron de la posta de la natación (claramante, la más llevadera) y cumplieron el trámite, a modo de exhibición, sin más.

Pero, como decíamos, 'el toro' no participa; compite. Y, aunque no ha parado de hacerlo durante todo el año (sin ir más lejos, acabó 8º en la Gran Final de las Series Mundiales de Abu Dhabi hace dos semanas y conquistó el Mundial IRONMAN 70.3 a finales de noviembre), a Blummenfelt no le importó encargarse de la carrera a pie de su equipo de relevos.

Y no sólo eso. Blummenfelt corrió muy rápido, a 3:14/km de ritmo medio, para intentar agradar a sus compañeros de equipo y patrocinadores (en la natación, Su Alteza el Jeque Khalid Bin Hamad Al Khalifa; y en la bici, Su Alteza el Jeque Nasser Bin Hamad Al Khalifa) y, de paso, remontar las posiciones que habían perdido.

"Una media maratón en 1:08:04 (3:14/km) para la carrera de relevos de Kristian Blummenfelt en IRONMAN 70.3 Bahrain esta mañana. No importa la ocasión: Kristian Blummenfelt siempre lo da todo", explicaban desde IRONMAN.

El registro (1:08:04) no sirvió para ganar (terminaron en la 4ª posición), pero rebaja con creces el de Vincent Luis en su victoria en la prueba individual (1:09:57)

Nos queda la duda, pues, de hasta qué punto se empleó a fondo 'el toro' en el segmento a pie de una prueba que, completa e individual, ha ganado en tres ocasiones (2017, 2018 y 2019) y donde, en 2018 y 2019, llegó a correr en fatiga, tras la natación y la bici, por debajo de 1h07.

De hecho, fue también en el IRONMAN 70.3 de Bahrain donde, hace tres años, firmó un extraordinaria marca de 3:25:21, de las mejores de la historia en triatlón de media distancia.