La FINA se impone en la primera 'batalla' con la Liga Internacional de Natación

Continúa la 'guerra' tras la cancelación del 'Energy for Swim'.
EFE -
La FINA se impone en la primera 'batalla' con la Liga Internacional de Natación
La FINA se impone en la primera 'batalla' con la Liga Internacional de Natación

La Federación Internacional de Natación (FINA) se impuso en la primera batalla de la 'guerra' que mantiene con la Liga Internacional de Natación (ISL), tras la cancelación definitiva del 'Energy for Swim' que debía disputarse los días 20 y 21 de diciembre en la ciudad italiana de Turín.

Esta cancelación la justificó la Federación Italiana en la decisión de la FINA de declarar "no aprobada" la reunión, así como a la amenaza de la Federación Internacional de sancionar a los nadadores participantes."La Federación Italiana se ve obligada, por lo tanto, a cancelar el evento para proteger a los deportistas, que habían expresado con entusiasmo su voluntad de participar en una reunión destinada a incrementar el interés por la natación", añadió el comunicado.

Decisión que pone fin, por el momento con el triunfo de la Federación Internacional, a la 'guerra' declarada entre la FINA y la ISL, decidida a organizar una serie de eventos al margen del organismo internacional y que entran en competencia directa con los campeonatos organizados por la FINA. De hecho, el Energy for Swim' tenía previsto disputarse apenas cinco días después de la conclusión de los Mundiales de piscina corta que se celebrarán del 11 al 16 de diciembre en la ciudad china de Hangzhou. Un gran número de participantes en el 'Energy for Swim'

Con una dotación en premios, que alcanzan los 2,1 millones de dólares, el 'Energy for Swim' había logrado atraer a un gran números de nadadores, entre ellas estrellas de la talla del británico Adam Peaty, el sudafricano Chad Le Clos, la sueca Sarah Sjöstrom o la húngara Katinka Hosszu. Circunstancia que hizo reaccionar definitivamente a la Federación Internacional, que anunció a comienzos del presente mes la decisión de aumentar la cuantía económica de los premios que se otorgará en el Mundial de Hangzhou 2018 hasta alcanzar los 2.070.000 dólares.

Sin embargo, el golpe definitivo de la FINA llegó cuando a comienzos de noviembre decidió considerar el 'Energy for Swim' como una prueba de carácter internacional, lo que requiere, según la reglamentación vigente, que la solicitud de homologación de la prueba debía presentarse al menos seis meses antes de su disputa.

Sin posibilidad de cumplir los plazos, la Federación Internacional declaró "no aprobada" la prueba, por lo que los nadadores participantes se arriesgaban a una sanción que podría oscilar entre uno y dos años.

Una posibilidad que ha llevado finalmente a la Federación Italiana, que preside Paolo Barelli, rival del uruguayo Julio Maglione en las últimas elecciones a la presidencia de la FINA, a la cancelación del evento.

Te recomendamos

La marca española TwoNav presenta su nueva generación de dispositivos GPS enfocados a...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

La 890 de New Balance ha vuelto al mercado este 2018....

Así es la Merida Reacto Disc Team E....