Clemente Alonso gana el Ironman de Kalmar

... y Clemente se volvió a "quitar las zapatillas"; no lo hacía desde el Ironman de Barcelona en 2014.
(Imagen: archivo) -
Clemente Alonso gana el Ironman de Kalmar
Clemente Alonso gana el Ironman de Kalmar

Si el martes era Marcel Zamora quien demostraba que los "viejos rockeros" del triatlón español "nunca mueren", este sábado le ha tocado a Clemente Alonso en el Ironman de Kalmar (Suecia). Los dos son de la generación del 78 (Marcel un mes más viejo que Clemente)... los dos son leyendas vivas de nuestro deporte...

Ya había avisado en la víspera: "Kalmar es la primera prueba en la que estoy para competir"... Dicho y hecho. El nivel competitivo de Clemente fue tan alto que se apuntó una victoria incontestable, nadando en cabeza, dejando hacer en la bici y rematando en la carrera a pie. Es evidente que las pruebas "nórdicas" se le dan bastante bien. En 2014 terminó 2º el Ironman de Copenhague.

Clemente fue el mejor en el agua. Completó los 3.800 metros del primer segmento en 47:29, con el ucraniano Danylo Sapunov a sus pies. El australiano Cameron Wurf, el sueco Karl-Johan Danielsson y el alemán Markus Liebelt se dejaron casi 3 minutos. Sin embargo, Wurf, que compagina el triatlón con el ciclismo profesional (también compitió en remo en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004), no tardó en imponer su dominio sobre la bici. En el kilómetro 55 dio caza a Clemente y, a partir de ese momento, empezó a poner tierra de por medio. Al llegar a la segunda transición, tenía prácticamente 8 minutos de ventaja sobre Clemente (4:24:55 –parcial en la bici–) y Danielsson.

Pero así como Wurf exprimió al máximo su mejor disciplina, el triatleta salmantino hizo lo propio con la carrera a pie (2:50:23 –parcial en el maratón–). En los primeros 5 kilómetros le recortó más de 2 minutos. A los 11 kilómetros, lo tenía a poco más de 5 minutos... a los 18, a menos de 3... El australiano estaba pagando con creces el sobre-esfuerzo sobre la bici, al igual que Danielsson, que tampoco pudo aguantar el ritmo de Clemente y terminó desfondado y fuera de los puestos de podio.

Al paso por la media maratón, el margen de Wurf se reducía a 1:53. Y en el kilometro 30, culminó la remontada y se puso a su altura... sólo unos instantes. Porque Wurf ni siquiera intentó seguirle. Clemente le superó y enfiló en solitario los últimos 10.000 metros. A pesar del sufrimiento, tuvo tiempo y kilómetros para disfrutar de la victoria, desquitarse de los sinsabores de los últimos tiempos (sobre todo, en forma de lesiones)... y volver a quitarse las zapatillas al entrar primero en meta (8:07:48)... Wurf y el danés Esben Hovgaard acabaron 2º y 3º.

No pisaba el podio de un Ironman desde noviembre de 2014 en Arizona... y no ganaba desde que lo hizo en el de Barcelona en octubre de ese mismo año... Pero los "viejos rockeros... nunca mueren"...

Te recomendamos

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Es el primer coche SUV 4x4 híbrido enchufable y la opción que elige Gómez Noya para m...

Las capacidades dinámicas del nuevo VW Touareg lo convierten en un poderoso rodador, ...

La 890 de New Balance ha vuelto al mercado este 2018....

Así es la Merida Reacto Disc Team E....