Alistair Brownlee: "Estuve a punto de retirarme, estaba harto de todo"

Así están viviendo los hermanos Brownlee el confinamiento por la crisis del coronavirus.

Alistair Brownlee: "Estuve a punto de retirarme, estaba harto de todo".
Alistair Brownlee: "Estuve a punto de retirarme, estaba harto de todo".

Alistair y Jonathan Brownlee casi siempre entrenan juntos, pero no han podido hacerlo desde que en el Reino Unido también se decretó el confinamiento de la población debido a la pandemia de coronavirus.

Los dos hermanos británicos tenían un objetivo claro en este 2020: luchar por las medallas en los Juegos de Tokio. Ahora, aplazada la cita olímpica para el próximo año, ambos se lo toman con más calma. Pueden salir a correr y a montar en bici en solitario, y Alistair ha instalado, en el garaje de su domicilio, una piscina de cinco metros con sistema de contracorriente.

De este modo, Alistair, que hace unos días cumplió 32 años, doble campeón olímpico (Londres 2012 y Río 2016), puede entrenar las tres disciplinas y mantener un buen estado de forma, a la espera de la evolución de la pandemia y, por consiguiente, del calendario. Tras confirmarse el aplazamiento de los Juegos a 2021, declaró que su intención seguía siendo luchar por su tercer oro olímpico, pero poco después manifestó que no quería tomar una decisión precipitada al respecto. En cualquier caso, Alistair Brownlee continuará dando guerra, si bien él mismo no lo tenía tan claro en campañas precedentes.

“Mis momentos más difíciles fueron por las lesiones, particularmente en el período entre 2017 y 2018, cuando era una lesión tras otra. Estuve a punto de retirarme, estaba harto de todo", ha explicado Alistair en la página de Facebook de Wiggle.

"He perdido la noción de las semanas, como mucha gente. Hace un mes, Jonny y yo estábamos entrenando en altitud en Nuevo México. Pensamos que los Juegos Olímpicos estaban en marcha, por lo que todavía estábamos entrenando bastante duro. Luego escuchamos que los Juegos Olímpicos se habían pospuesto y que el Gobierno aconsejaba volver a casa lo antes posible. Las últimas semanas de entrenamiento han sido un poco diferentes, han sido mucho más relajadas", añade el mayor de los Brownlee, campeón del mundo en 2009 y 2011.

El pequeño, Jonny, cumple este jueves 30 años. Lo tendrá que celebrar sin salir de su domicilio de Yorkshire. Aun así, al igual que su hermano, se lo toma con calma. De hecho, Alistair siempre ha sido para Jonathan el espejo en el que mirarse.

"Creo que las fuentes de inspiración son más fuertes cuando están en casa. Alistair fue mi gran inspiración. ¡Odio decir eso!", bromea Jonathan.

"Lo recuerdo clasificándose para representar a Gran Bretaña por primera vez y luego regresando a casa con su equipo. Recuerdo que se proclamó campeón mundial junior en Lausana y pensé: 'Yo también puedo hacerlo'. Sin Alistair, no creo que hubiera pensado una cosa así. Crecí pensando que los deportistas eran personas increíbles y que no podía ser uno de ellos, hasta que tu hermano te hace creer que también puedes hacerlo", aclara Jonny, que conquistó el bronce en el Mundial junior en 2008, dos años después de que Alistair se colgara el oro mundial también en categoría junior.

"Estaba entre el público cuando Alistair estaba compitiendo en Pekín, en 2008, en los Juegos Olímpicos. Ver a mi hermano competir en los Juegos me hizo creer que yo también podría hacerlo", añade el menor de los Brownlee, campeón del mundo en 2012 y que atesora dos medallas olímpicas (la plata de Río 2016 y el bronce de Londres 2012). Además, quiere luchar por una tercera en Tokio 2021.

“Para cuando llegó el aplazamiento, lo esperaba. Al principio estaba un poco decepcionado, pero luego pensé que era positivo para mí. Mis resultados en los últimos años no han sido buenos, pero ahora puedo entrenar al cien por cien y no tengo lesiones. Espero que el año que viene pueda presentarme en la línea de salida más en forma y más fuerte de lo que lo hubiera hecho este año", concluye el Jonathan Brownlee.

 

Los mejores vídeos