Adam Hansen, el ciclista de las 20 grandes vueltas consecutivas, se hace IRONMAN a los 39 años

El 7 de noviembre ya competirá como PRO en el IRONMAN de Portugal.

Adam Hansen, el ciclista de las 20 grandes vueltas consecutivas, se hace IRONMAN a los 39 años.
Adam Hansen, el ciclista de las 20 grandes vueltas consecutivas, se hace IRONMAN a los 39 años.

El equipo de TRIATLÓN sigue trabajando con gran esfuerzo e ilusión para manteneros informados. Si quieres apoyar nuestro periodismo y disfrutar de las ventajas de hacerte prémium, suscríbete a nuestra web aquí (el primer mes es gratuito*).

A sus 39 años, Adam Hansen es famoso en el pelotón profesional por haber completado sin descanso y de manera consecutiva 20 grandes vueltas entre 2011 y 2018. Y más allá de esta increíble hazaña, la figura del veterano ciclista australiano no deja indiferente a nadie...

Reside en el República Checa, sigue una dieta vegana desde hace unos años y también es emprendedor tecnológico. Fabrica sus propias zapatillas de ciclismo y ha ayudado a desarrollar la computadora para bicis con sensor de movimiento Leomo.

El año pasado, mientras la mayoría de los ciclistas profesionales estaban a estas alturas pensando ya en un merecido descanso, Hansen quiso probar cosas nuevas...

En lugar de irse de vacaciones o de quedarse en casa recuperando cuerpo y mente, el corredor del Lotto Soudal se puso en la línea de salida del IRONMAN de Florida, sin haber entrenado prácticamente ni la natación ni la carrera a pie.

A pesar de todo, el debut de Hansen en IRONMAN fue espectacular. Completó la prueba en 9h05'54", en el puesto 38º de la general (había 2.283 participantes; ganó el británico Joe Skipper, en 7h46'28") y en el 8º de su grupo de edad (35-39), lo que le concedía una plaza para competir en el Mundial de Kona en 2020. 

El triatlón de larga distancia le gustó, y mucho... Así, cuando acabe su participación en la presente edicicion del Giro de Italia que arrancó el pasado sábado, se hará definitivamente IRONMAN. 

"Hice el de Florida el año pasado por la experiencia y realmente lo disfruté. Estaba considerando hacer el cambio este año, pero finalmente continué un año más como ciclista profesional, pero siempre lo he tenido en la cabeza y en marzo tomé la decisión final. Hago el IRONMAN de Portugal el 7 de noviembre para darme otro 'calentón', así que después del Giro tengo dos semanas para correr y nadar un poco. Competiré en la categoría profesional, pero no me lo tomaré totalmente en serio", explica el ciclista australiano en una entrevista en cyclingnews.com.

En principio, su idea es compaginar de manera profesional el ciclismo y el triatlón la próxima temporada, como su compatriota Cameron Wurf, 5º en 2019 en el Mundial IRONMAN de Kona y que en este 2020 está compitiendo como ciclista profesional con el Ineos. "Sería ideal encontrar un equipo como lo hizo 'Cam' Wurf ; si no, me concentraré al cien por cien en IRONMAN", explica Hansen.

“Tengo muchas ganas de elegir las carreras que quiero hacer. Pasaré más tiempo en casa y me encanta entrenar, de verdad, me encanta, así que es algo nuevo y estoy muy emocionado. Creo que me adaptaré bastante bien... un ciclista como yo, un caballo de batalla que puede trabajar en primera línea todo el día. Eso es lo que realmente hace un IRONMAN”, comenta.

Tengo muchas ganas de ir al Campeonato del Mundo de Kona. Tengo grandes expectativas en mí mismo y espero aguantar al menos tres o cuatro temporadas. Es algo que me ilusiona y que ayuda a la hora de despedirme del ciclismo. Por otro lado, seguiré tomándome la bici muy en serio. Tengo muchos amigos en el pelotón", asegura.

"He estado en el ciclismo muchos años. Haces las mismas carreras una y otra vez. Pero cuando hice el IRONMAN de Florida el año pasado estaba nervioso antes de la salida. En el ciclismo, muchos se pierden esto, porque tienes un papel secundario, de ayudar al equipo, y pierdes la perspectiva de tus propias aspiraciones. Cuando estaba en la línea de salida del IRONMAN, todo dependía de mí", concluye Hansen.

En Florida, la campaña pasada, cubrió los 3.800 metros de natación en 1h00'11". Fue el cuarto más rápido en el segmento de ciclismo, con un parcial de 4h15'23" (el estadounidense Andrew Starykowicz, el mejor en este sector, hizo 4h01'19"). Sin embargo, se tomó su tiempo en las transiciones y reconocío que sufrió en el maratón, para el que empleó 3h37'03".

Hansen admitió entonces que había realizado solo 15 sesiones de carrera a pie desde que terminó su temporada con el Lotto Soudal en el Tour de Guangxi, en China, a mediados de octubre. "Simplemente no tuve tiempo. Sacas de la vida lo que pones... Así que merezco este dolor", tuiteó.

“Mis transiciones entre las diferentes disciplinas fueron súper lentas, pero fue divertido, una buena experiencia. Estoy impresionado", comentaba Hansen, ganador de etapa tanto en el Giro (2013) como en la Vuelta (2014) y que milita en el Lotto Soudal desde 2015.

Los mejores vídeos