Todos los casos de dopaje en Ironman en los dos últimos años son grupos de edad

Los últimos tres positivos anunciados por la franquicia confirman este alarmante dato.

Todos los casos de dopaje en Ironman en los dos últimos años son grupos de edad
Todos los casos de dopaje en Ironman en los dos últimos años son grupos de edad

La lista de 'tramposos' sigue creciendo. El argentino Pablo Escalas, la brasileña Flavia Rocha y el costarricense Eduardo Solís son los últimos que han entrado en ella. Así lo anunciaba Ironman este mismo martes. Tres casos más de dopaje en la categoría de grupos de edad. Los tres dieron positivo en el pasado Mundial de Kona, en un control fuera de competición, y los tres han recibido la correspondiente sanción de cuatro años. También han perdido los resultados obtenidos desde el momento en que se les practicó la prueba antidopaje.

No ha pasado ni un mes desde que la franquicia también hiciera público el positivo por clembuterol del triatleta español Juan Antonio Gómez González tras un control en el Ironman 70.3 de Marbella que se disputó el pasado 27 de abril. Ya está cumpliendo la sanción de cuatro años y queda anulada su clasificación para el Mundial Ironman de Kona del próximo 12 de octubre, 'slot' que obtuvo al ganar en su grupo de edad (25-29) el Ironman de Malasia el pasado mes de noviembre, en el que además logró el 25º puesto de la general.

Si seguimos remontándonos en el tiempo, esta 'triste' lista arroja un dato alarmante: en los últimos dos años, todos los casos de dopaje en pruebas Ironman, ocho en total, dados a conocer por la propia franquicia, corresponden a triatletas de grupos de edad.

Especialmente llamativo fue el del estadounidense Kevis Moats, de 63 años, varias veces ganador en Kona (en 2017 acabó 3º de su franja 60-64). Dio positivo por testosterona exógena en 2012 y le volvieron a 'cazar' en una prueba realizada justo antes del Mundial de 2018. Le cayeron ocho años de sanción.

El último positivo en categoría PRO fue el de la triatleta brasileña Ariane Monticeli, suspendida 48 meses por consumo de EPO tras el control al que fue sometida en el Ironman 70.3 de Buenos Aires en marzo de 2017.

Los mejores vídeos