Sancionado el campeón del mundo IRONMAN de GGEE por violar la ley antidopaje y 'auto-delatarse' en Facebook

El triatleta alemán Christopher Dels está cumpliendo una sanción de 14 meses.

Suspendido por dopaje el campeón del mundo IRONMAN de grupos de edad
Suspendido por dopaje el campeón del mundo IRONMAN de grupos de edad

El triatleta alemán Christopher Dels, de 35 años, conquistó la plata en su grupo de edad (35-39) el pasado 12 de octubre en el Campeonato del Mundo IRONMAN de Kona. Posteriormente, a principios de noviembre, fue proclamado campeón, tras la descalificación del ganador, el portugués Sérgio Marques, quien había competido previamente en categoría PRO tanto en el Challenge Almere (Holanda) del 14 de septiembre como en el IRONMAN 70.3 de Cascais (Portugal) del 29 de septiembre.

Así pues, Dels, con su registro final en meta (8h44'12"), se convertía en el mejor triatleta de todos los grupos de edad del Mundial de 2019. De hecho, acabó en el puesto 35º de la clasificación general, superando a muchos PRO.

Sin embargo, Dels también tendrá que renunciar a su título y cumplir una sanción de 14 meses de suspensión debido a una violación de la ley antidopaje de la AMA (Agencia Mundial Antidopaje).

Dels se sometió a un tratamiento que le administraron mediante dos inyectables intravenosos antes del IRONMAN de Texas de la campaña pasada, en abril de 2019. Alega el triatleta germano que lo hizo siguiendo la recomendación de su médico, aunque no presentó la pertinente solicitud de exención médica (TUE). En Texas, también se impuso en su grupo y terminó en la posición 22ª de la general, con un tiempo de 8h57'35", por supuesto, consiguiendo su particular slot para Hawaii.

Con este tratamiento intravenoso, explica Dels, pretendía recuperarse más rápidamente de un virus gastrointestinal. En ese momento, no sabía que había violado el código antidopaje de la AMA en lo que respecta al método. De hecho, él mismo se delató a través de un vídeo que publicó en su cuenta de Facebook, en el que relataba cómo había acudido a una clínica que calificaba como un "McDonalds de los inyectables intravenosos". Al parecer, un denunciante anónimo hizo una captura de pantalla del vídeo e informó a IRONMAN de la violación.

Dels no presentó la solicitud de exención médica (TUE) porque desconocía que, al recurrir al inyectable intravenoso, estaba obligado a ello. Una inyección intravenosa como las que le practicaron a Dels es legal, siempre y cuando se lleve a cabo en un hospital público y se presente el correspondiente permiso a los responsables competentes de la prueba, en este caso de IRONMAN.

"Después de consultar a mi médico en Alemania, me aseguré de que el inyectable estaba compuesto por fármacos necesarios para mi tratamiento, pero no por sustancias ilegales. Esto también fue confirmado por los controles antidopaje de IRONMAN (sangre y orina) después de la prueba de Texas, y antes y después de la carrera de Hawaii, que fueron negativos", explica Dels, que podrá volver a competir el 20 de junio, ya que la suspensión empezó el 20 de abril de 2019, fecha en la que a Dels le pusieron el segundo inyectable.

El período de suspensión se quedó en 14 meses porque el triatleta no había actuado deliberadamente y, además, colaboró en todo momento en la aclaración y posterior resolución del caso.

“Dels se ha responsabilizado de cometer una violación de las normas antidopaje sin querer. Su caso muestra claramente lo importante que es para todos los triatletas informarse y verificar cada sustancia y tratamiento antes de usarlo", ha comentado Kate Mittelstadt, oficial de la lucha contra el dopaje de IRONMAN.

Christopher Dels había solicitado una licencia profesional para 2020 y quiere hacer, ya como PRO, el Challenge de Roth y el IRONMAN de Gales.