¿Quién es el triatleta más joven del Mundial de Kona 2019?

Aunque la edad media de los participantes es de 43 años, también los hay que no llegan a la mitad de esa cifra.

¿Quién es el triatleta más joven del Mundial de Kona 2019?
¿Quién es el triatleta más joven del Mundial de Kona 2019?

Como ya hemos contado, el japonés Hiromu Inada se volverá a poner en la línea de salida del Campeonato del Mundo Ironman del próximo 12 de octubre... ¡¡a sus casi 87 años!!

No hay duda de que Inada contribuye a subir la edad media de los 2.500 triatletas que compiten en Kona en 2019: 43 años... Pero también hay participantes que compensan esta métrica en el otro extremo. Son los más jóvenes del Mundial de Hawaii... Se trata de dos franceses, de 19 y 20 años...

La mujer más joven: Pauline Dauvergne

Pauline Dauvergne tiene 19 años y vive en Lamoura, en el este de Francia, prácticamente en la frontera con Suiza. Pauline empezó a hacer triatlón a los 13. Y el pasado mes de julio completó su primer Ironman muy cerca de casa, a poco más de 30 kilómetros. Fue en Zúrich. Se convirtió en finisher tras 14 horas y 17 minutos de esfuerzo (cubrió la natación en 1h07'; la bici, en 7h13'; y el maratón, en 5h44'). Ganó en su franja de 18-24 (había tres participantes) y, por consiguiente, obtuvo plaza para Kona. "Después de la carrera estaba tan agotada que les dije a mis padres que no iba a aceptar el 'slot'. Pero he estado soñando con Kona durante mucho tiempo. Después de descansar un poco, decidí hacerlo. La clasificación para Hawaii fue el mayor logro de mi vida", explica en triathlete.com.

Su padre compitió en Kona en 2012 y 2014. "Me ha dicho que será un día caluroso, ventoso y largo, que tengo que ser paciente y estar concentrada. Así, todo saldrá bien", asegura Pauline, que viaja a Hawaii con sus padres, su hermana, su novio y su abuela. "Solo quiero terminar la carrera y disfrutar cada momento", añade la joven triatleta francesa, que también quiere hacerse un selfie con la PRO suiza Caroline Steffen, su ídolo desde que comenzó a practicar este deporte.

El hombre más joven: Valentin Carboniero

Valentin también es francés, aunque ahora está estudiando en Copenhague y, por tanto, vive en Albertslund, a las afueras de la capital danesa. Tiene 20 años. Se enganchó al triatlón porque quería dejar de fumar. Y no se cortó a la hora de elegir una prueba para estrenarse: el Ironman de Copenhague. Si bien es cierto que ya había acabado el maratón de Copenhague en un par de ocasiones y también había corrido varios medios maratones.

En su caso, no ganó en su grupo de edad (18-24). Terminó en el puesto 78º, en 15h21' (2h08' en la natación; 6h28' en la bici; y 6h30' en la carrera a pie). Sin embargo, la suerte le ha llevado a Kona, ya que es uno de los 40 afortunados que, por sorteo y gracias al programa Kona Dreamin –auspiciado por los cofundadores de Ironman, John y Judy Collins–, obtienen una plaza para el Mundial.

"Estaba emocionado, pero pensaba que no podría participar. Nunca había hecho un Ironman. No nadaba más de 500 metros. Pero era demasiado bueno para dejarlo pasar", asegura Valentín, que se enteró de que disponía de esta plaza en diciembre de 2018, lo que le obligaba a participar en el Ironman de Copenhague para el que ya estaba inscrito. "La razón por la que comencé este 'viaje Ironman' no fue para conseguir un resultado o una marca, sino para convertirme en una mejor persona y vencer a la persona que era antes. No sé si alguna vez tendré la capacidad física para clasificarme para Kona, así que estoy muy agradecido por esta oportunidad", comenta el joven triatleta galo.