Lionel Sanders afina con series de 5.000.... ¡a 37º de temperatura!

Así ha sido el primer entrenamiento de carrera a pie al aire libre desde marzo del triatleta canadiense.

Lionel Sanders afina con series de 5.000.... ¡a 37º de temperatura!
Lionel Sanders afina con series de 5.000.... ¡a 37º de temperatura!

Seis meses llevaba Lionel Sanders sin entrenar la carrera a pie en el exterior. No sólo debido a la fractura por estrés en el sacro que le diagnosticaron en abril, sino porque siempre ha preferido prepararse bajo techo: en la cinta y en el rodillo. Este miércoles por fin ha corrido al aire libre. Y lo ha hecho por obligación, para aclimatarse al calor que le espera en el Campeonato del Mundo Ironman de Kona del próximo 12 de octubre. Un proceso de adaptación que está llevando a cabo en Tucson, (Arizona, Estados Unidos), donde ya estuvo entrenando en los primeros meses de 2019 y donde está compartiendo algunas sesiones con las triatletas Heather Jackson y Linsey Corbin, que también disputarán el Mundial.

Si hace unos días le veíamos sufrir en un entreno de series de 7 x 2.000 en la cinta, en su última sesión ha alargado la distancia. El subcampeón del mundo Ironman en 2017 ha realizado un bloque de intensidad de 3 x 5.000, con la dificultad añadida de completarlo a las 3 de la tarde, cuando había una temperatura superior a los 37 grados, desoyendo los consejos de sus compañeras de fatigas, Jackson y Corbin...

"¡Primer entrenamiento en el exterior desde marzo! Las entrenadoras @hjacksonracing y @linseycorbin me aconsejaron no comenzar a las 3 p.m., ya que la temperatura máxima prevista era de más de 37º. Sin embargo, nunca he sido un buen oyente... Hacía calor, pero feliz de hacer 3 x 5 km. Estoy listo para un 4 x 5 km, pero tendrá que ser en el lroinman 70.3 de Augusta el próximo fin de semana", ha comentado en las redes sociales Sanders, que, efectivamente, antes de viajar a Hawaii hará un último test competitivo el domingo 29 de septiembre en el 70.3 de Augusta.

La reacciones no se han hecho esperar... "¡Díos mío, estás loco!", decía Heather Jackson. "¡Estamos impresionadas!", le respondía Linsey Corbin...