Frodeno: "Mi cabeza quiere y mi cuerpo aguanta; todavía sigo progresando"

El triatleta alemán ya está en Kona con un objetivo muy claro: ganar su tercer Mundial Ironman.

Foto: @oriol_batista

Frodeno: "Mi cabeza quiere y mi cuerpo aguanta; todavía sigo progresando"
Frodeno: "Mi cabeza quiere y mi cuerpo aguanta; todavía sigo progresando"

Jan Frodeno aterrizó hace unos días en Hawaii, concretamente en Maui, acompañado por su pupilo Nan Oliveras. Dentro de un mes, el bicampeón del mundo Ironman (2015 y 2016) quiere, a sus 38 años, recuperar la corona. En 2017 unos problemas de espalda le apartaron de la lucha por la victoria. Aquel año, tras hacer caminando gran parte del maratón, acabó en el puesto 35º de la categoría PRO, en el 69º de la clasificación general. Algunos, en su lugar, se hubieran retirado, pero 'Frodo' decidió terminar la prueba.

"Esta decisión hace que el mito de Hawaii siga vivo y sea justo. En la categoría PRO somos 50 hombres y 35 mujeres. Pero para muchos de los 2.500 participantes de Grupos de Edad se trata principalmente de llegar. Estos triatletas son los fanáticos más leales del deporte, ninguno de los cuales puede comprar su billete para cruzar la línea de meta. Entrenan durante años solo para cumplir el sueño de estar allí una vez. Y es por eso que fue una especie de respeto y homenaje a estas personas: terminar la carrera en un mal día. Por otro lado, también es la historia de la prueba. Para ser recordado, debes ir más allá de tus límites y no solo brillar en los momentos buenos. Tienes que soportar las derrotas con la cabeza bien alta y no puedes desaparecer y esconderte en el hotel", explica el campeón olímpico en 2008 en una entrevista en www.focus.de.

En 2018 no pudo ni tan siquiera competir en Kona. Después de su exhibición en el Mundial 70.3 de Sudáfrica, sufrió una fractura por estrés en la cadera. Tuvo que ver la segunda victoria y el histórico récord de Patrick Lange (7h52'39") desde la barrera.

"Fue una situación especial para mí porque cuatro semanas antes hice la carrera de mi vida en el Campeonato Mundial de media distancia en Port Elizabeth. Estuve en el Ironman en Hawaii 2018 con muletas. ¡Eso fue duro, con récord o sin él! Empecé a hacerme preguntas: ¿Por qué hago este deporte? Pero rápidamente sentí que mi ambición aún era lo suficientemente grande y que definitivamente quería continuar y atacar otra vez, de lo contrario podría volverme loco", asegura Frodeno, que, con 38 años, se ve con ganas y capacidad física para volver a ganar en Kona.

"Todavía estoy esperando el momento en que piense, maldita sea, ya no rindo porque soy demasiado viejo. Afortunadamente, envejecer es un proceso lento. Pero claro, con 38 años, como triatleta profesional, ya no estoy en la primavera de mi carrera. Pero me siento bien y con motivación para afrontar todos los desafíos. Solía pensar que el límite eran los 39 años, porque Craig Alexander estableció su último récord en el Ironman de Hawaii a esta edad. Pero creo que la cabeza juega un papel más importante que el cuerpo. Mi cabeza quiere y mi cuerpo aguanta. Sigo viendo progresos en el entrenamiento y las competiciones. Eso me motiva. Aún no he terminado", aclara.

"Acabamos de regresar al túnel de viento y hemos probado diferentes cosas. En el equipo siempre encuentras cosas que puedes optimizar aún más. Y mi entrenador es muy analítico. Ha estado evaluando mis datos de entrenamiento durante años y ambos vemos que puedo seguir mejorando mi rendimiento. El año pasado di un gran salto gracias a los cambios que hicimos en los entrenamientos. A la vista de las sensaciones que estoy teniendo esta temporada, todavía hay margen de mejora", añade.

"Mis objetivos son claros. Definitivamente no voy a Hawaii para ser segundo, aunque esto pueda suceder. Pero quiero ganar el Mundial por tercera vez después de 2015 y 2016. Esta es la prueba más importante en el triatlón y la carrera más dura de la historia", confiesa 'Frodo', que sabe quién será su principal rival.

"Realmente aprecio a Sebastian Kienle, como atleta y como persona. Pero en Hawaii veo a Patrick Lange como favorito. Es un triatleta que puede superarse en condiciones de mucho calor", afirma.