Noya acaba 11º en Kona y Lange gana su segundo Mundial con récord histórico

El triatleta alemán firma un extraordinario registro de 7:52:39.
Foto: @jamesmitchell5 -
Noya acaba 11º en Kona y Lange gana su segundo Mundial con récord histórico
Noya acaba 11º en Kona y Lange gana su segundo Mundial con récord histórico

Javier Gómez Noya ya no será el triatleta que consiga ganar el Ironman de Hawaii en su primer intento. El debut del triatleta gallego en el Mundial de Kona, que cumplía su 40º aniversario, se salda con una 11ª posición.

La victoria ha sido, por segundo año consecutivo, para el alemán Patrick Lange, que llegó de ‘tapado’, sin hacer ruido, sin victorias importantes esta temporada, pero que ha demostrado que le ha cogido la medida a la competición. Acabó 3º en su debut, en 2016, con récord en el maratón (2:39:45). La campaña pasada se impuso a Lionel Sanders en los últimos kilómetros, con otro sector a pie antológico (2:39:59) y récord en el tiempo total de la prueba (8:01:40). Y este sábado se ha vuelto a proclamar campeón del mundo con mucha autoridad y con otra marca para la historia... 7:52:39.

En la natación, Noya estuvo en las primeras posiciones desde el principio. Josh Amberger completó este sector inicial en cabeza, en 47:39, con Noya 5º a 8 segundos e Iván Raña 10º a 43 segundos. Tras el paso por la primera transición, los dos triatletas españoles arrancaron el segmento de bici metidos en el grupo delantero. Patrick Lange y Sebastian kienle perdieron en el agua 3 minutos. Y Lionel Sanders se dejó más de 6. Además, Kienle sufrió un pinchazo al poco de coger la bici, aunque pudo arreglarlo rápidamente.

En la bici, Javi se mostró igualmente sólido, aguantando sin aparentes problemas en el nutrido grupo perseguidor de hasta 14 triatletas, a la caza del dúo que se formó en cabeza con Andrew Starykowicz y Cameron Wurf. Iván, sin embargo, se fue descolgando y quedándose fuera de la lucha por las primeras posiciones.

Wurf se presentó en la segunda transición ya en solitario y con nuevo récord en el segmento ciclista. El triatleta australiano, quien fuera remero olímpico en los Juegos de Atenas 2004 y también ciclista profesional en equipos como el Cannondale, completó los 180 kilómetros de bici en 4:09:06, superando su propia plusmarca de 2017 (4:12:54).

En los últimos 20 kilómetros, Noya sí perdió hasta un minuto con respecto a los que habían sido sus compañeros de viaje en el recorrido ciclista. Firmó un parcial de 4:19:44.

Hasta 16 hombres se bajaron a correr por delante de Javi, entre ellos, Lange o Braden Currie, el que le amargara a Noya su debut en el Ironman de Cairns, y otros grandes corredores como Bart Aernouts o Joe Skipper. No estaban en esta selección ni Kienle ni Sanders, que llegaban a 11 minutos de la cabeza, muy alejados de la batalla por la victoria. Iván Raña empezó a correr el 36º, a más de 20 minutos del líder.

Wurf inició el maratón a pie con más de seis minutos de ventaja, pero la victoria estaba entre los grandes corredores que venían desde atrás.

Noya no tardó en remontar posiciones. Al paso por el kilómetro 10, ya era 7º, a poco más de un minuto de Lange, Currie, Aernouts y Tim O’Donnel. Todavía con Wurf en cabeza…

Lange sacó de punto a sus tres acompañantes. Y en el kilómetro 15 dio caza y superó a Wurf, para enfilar en solitario el camino hacia su segundo triunfo consecutivo en Kona. Nadie pudo seguirle ni acercarse a él. A pesar de tener la victoria más que asegurada, el alemán siguió apretando los dientes con el objetivo de volver a hacer historia. Y lo consiguió. Además de su segundo título consecutivo, Lange se convierte en el primer triatleta que baja de las 8 horas en Hawaii. Cerró la prueba con un espectacular registro de 7:52:39, pulverizando la marca que realizó en 2017 (8:01:40). Para poner el broche a su exhibición y a un día inolvidable, cruzó la meta y le pidió a su novia que se casara con él.

Por detrás, Noya no terminó de meterse en la lucha por el podio, que finalmente fue para Aernouts, plata y también bajando de las ocho horas (7:56:41), y David McNamee (8:01:09), bronce como en 2017. El triatleta gallego se vino abajo a partir del kilómetro 30. Llegó a meta definitivamente 11º (8:11:41), a 19 minutos de Lange y con un maratón en 2:59:25, pasando bastantes dificultades en este último tramo. Habrá que ver qué sensaciones le deja su debut en Kona y el resultado –fuera del top10–, y qué rumbo toma a partir del próximo año: si volver a intentarlo en Hawaii o regresar a la distancia olímpica.

O’Donnell acabó 4º (8:03:17); Currie, 5º (8:04:41); Matt Russell, atropellado el año pasado en plena competición, logró una gran 6º puesto (8:04:45); Skipper fue 7º (8:05:54); Andy Potts, 8º (8:09:34); Wurf, 9º (8:10:32); y Michael Weiss, 10º (8:11:04).

Por su parte, Iván Raña terminó 25º (8:27:52), la peor clasificación de sus seis participaciones en Hawaii (11º en 2017; 9º en 2016; 12º en 2015; 17º en 2014; y 6º en 2013).

Lionel Sanders, subcampeón en 2017, sólo pudo ser 28º (8:30:34). Sebastian Kienle, ganador en 2014, tuvo que abandonar en la carrera a pie por una lesión en el talón.

Te recomendamos

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Es el primer coche SUV 4x4 híbrido enchufable y la opción que elige Gómez Noya para m...

Las capacidades dinámicas del nuevo VW Touareg lo convierten en un poderoso rodador, ...

La 890 de New Balance ha vuelto al mercado este 2018....

Así es la Merida Reacto Disc Team E....