Los cambios que han llevado a Frodeno a ser el de antes

Su victoria en el Ironman 70.3 de Oceanside demuestra que 'Frodo' va por el buen camino.
Imagen: Oliver Baker -
Los cambios que han llevado a Frodeno a ser el de antes
Los cambios que han llevado a Frodeno a ser el de antes

El pasado sábado, en el Ironman 70.3 de Oceanside (California, EE.UU.), Jan Frodeno recuperó su mejor versión, la que le convierte, según Noya, en el mejor triatleta del mundo de larga distancia. Se impuso con autoridad en una carrera muy complicada, porque tuvo que superar a Lionel Sanders que, como el mismo ‘Frodo’ reconoció después, le llevó al límite.

Con este gran resultado y esta nueva demostración de fuerza, las posibles dudas sobre su rendimiento, surgidas a raíz de sus problemas en la espalda en el último Mundial Ironman de Kona, se evaporan… o mejor dicho, Frodeno ha trabajado muy duro durante estos meses para que se evaporen…

El doble campeón del mundo Ironman (2015 y 2016) pasa la mitad del año en Girona y la otra mitad en la costa este australiana, en Sunshine Coast, en el estado de Queensland, para huir del invierno europeo. Y es allí donde, después del período de reflexión posterior al ‘tropiezo’ en Hawaii, empezó a cambiar algunos aspectos básicos de su preparación para retomar la confianza y poder volver a Kona a recuperar su trono.

Para empezar, ha incidido en el trabajo de fuerza, con duras sesiones de gimnasia específica y pliometría a las órdenes de Jarryd Bates, en el centro deportivo Pro Movement de Noosa.

También se ha unido al grupo de entrenamiento de atletismo del técnico Peter Bock, en la Universidad de Sunshine Coast, con un objetivo claro: recuperar la velocidad. "Ha sido algo que no he hecho durante algunos años y está demostrando ser beneficioso", explica 'Frodo' en The Sunshine Coast Daily.

Otro de los grandes cambios en esta nueva etapa ha sido la modificación de su posición en la bicicleta de contrarreloj. Hay que recordar que el triatleta alemán perdió sus opciones de victoria en los primeros compases de la carrera a pie de Hawaii por unas molestias en la parte baja de la espalda, provocados a su vez por la presión que el dispositivo GPS fue ejerciendo sobre esta zona durante el segmento de bici.

Con el asesoramiento de John Carey, experto en bike fitting de Mooloolaba, las modificaciones han dado resultados inmediatos, como quedó demostrado en el sector de bici del Ironman 70.3 de Oceanside, donde incluso realizó mejor parcial que Sanders.

"John me había estado insistiendo durante más de un año con el tema de la posición: ‘Tu posición parece rápida pero no se ve bien'. Y hemos intentado ajustar algunas cosas y parece haber hecho un mundo para mi activación muscular en general. Me siento mucho más fuerte y estoy obteniendo muchos mejores números en términos de vatios en relación con la frecuencia cardíaca", comentaba Frodeno antes de la carrera de Oceanside.

Después del Mundial de Kona del pasado mes de octubre, que acabó por respeto a la competición, afirmó literalmente: "Perder es una mierda". Ahora, ha recuperado la sed de victoria y las ganas de entrenar muy duro. Y lo está haciendo... 35 horas a la semana, con 25-30 km de natación, 600 km en la bicicleta y 100 km de carrera...

De momento, ya ha conseguido derrotar al vigente subcampeón del mundo Ironman... el próximo 8 de julio, le espera el campeón, Patrick Lange, en el Ironman de Frankfurt...

Te recomendamos

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Es el primer coche SUV 4x4 híbrido enchufable y la opción que elige Gómez Noya para m...

Las capacidades dinámicas del nuevo VW Touareg lo convierten en un poderoso rodador, ...

La 890 de New Balance ha vuelto al mercado este 2018....

Así es la Merida Reacto Disc Team E....