De adicta a la comida basura y pesar 185 kg... a finisher en Kona

Los médicos le dijeron que era diabética, que sufría apnea del sueño grave y que, si no tomaba medidas drásticas, no cumpliría los 35.
Foto: Al Bello / Getty Images -
De adicta a la comida basura y pesar 185 kg... a finisher en Kona
De adicta a la comida basura y pesar 185 kg... a finisher en Kona

Hace unos días contábamos la historia de Mascus Cook, un triatleta capaz de adelgazar más de 100 kilos para cumplir el desafío de acabar el Ironman de Hawaii... Un caso parecido al de Elle Goodall...

Elle Goodall tiene 29 años. Vive en Cairns (Australia). Hace tres años pesaba 184 kilos. Como ella misma reconoce, la comida basura era su "droga particular". Después de una revisión, los médicos le dijeron que era diabética, que sufría apnea del sueño grave y que, si no tomaba medidas drásticas, no cumpliría los 35.

“Ni siquiera podía atarme los zapatos o sentarme en el suelo porque era imposible levantarse. Al principio, cenaba comida basura una vez a la semana. Luego, 2… 3… hasta que terminé por hacerlo a diario. Y no podía parar. Era como una droga”, explica en su cuenta de Facebook, donde ha ido relatando todo el proceso.

“Hasta trataron de quitarme el permiso de conducir. Mis niveles de oxígeno en sangre habían caído tanto, que temían que me quedara dormida al volante", recuerda. Al final, optaron por la cirugía, “la última oportunidad para salvarme la vida”.

Un año y medio después de la operación, pasaba de 184 a 69 kilos. Los médicos le insistieron en que debía empezar a practicar deporte y a comer de manera sana. Cuando era más joven, antes de engordar, había sido nadadora y conocía el triatlón, por el que se decidió finalmente… Cambió de adicción. Sustituyó la comida basura por el triatlón…

El junio de 2017 terminó el Ironman 70.3 de Cairns. Desde entonces soñaba con competir en Kona. Un deseo que se hizo realidad hace dos semanas. Ironman la seleccionó como embajadora en agosto. Y el 13 de octubre pudo estar en la línea de salida del Ironman de Hawaii. 16 horas, 2 minutos y 47 segundos después se convertía en 'finisher' del Campeonato del Mundo Ironman.

“Estoy hablando con mi nutricionista. No quiero perder mucho más peso. Necesito energía para afrontar mis próximos retos”, comenta Elle, 115 kilos después y ya como 'finisher' del Ironman de Hawaii.

Te recomendamos

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Es el primer coche SUV 4x4 híbrido enchufable y la opción que elige Gómez Noya para m...

Las capacidades dinámicas del nuevo VW Touareg lo convierten en un poderoso rodador, ...

La 890 de New Balance ha vuelto al mercado este 2018....

Así es la Merida Reacto Disc Team E....